Un viaje consciente de La mano del mono

421

La mano del Mono es una forma responsable de viajar

En el arte de viajar no hay alguien que tenga una fórmula exacta para captar de un vistazo todas las maravillas que pueden descubrirse en un sitio nuevo, pero sí existen alternativas que generan un impacto positivo, como es el caso del ecoturismo.

Empresas como La mano del Mono, fundada en 2009 en el estado de Chiapas, ejercen turismo responsable, fomentan la conciencia ambiental y oportunidades de desarrollo para comunidades rurales.

El turismo ecológico o eco-turismo es viajar considerando las posibles afectaciones que nuestra actividad causa a los ecosistemas.

Un cambio de actitud

Diversos turistas se enfocan en buscar comodidades y practicidad, y muchas veces resulta fácil olvidar los daños que estas malas prácticas y vicios adquiridos producen en los sitios visitados. Esta actitud ocasiona daños a los paisajes naturales y afecta el desarrollo de las comunidades.

Programas como los impartidos por de La mano del mono, motivan la toma de consciencia sobre los factores que deterioran los ecosistemas.
Generan y fortalecen lazos entre comunitarios y viajeros ecológicos.

En los últimos 15 años y en gran parte gracias a la fuerza e influencia de las redes sociales, el interés por recurrir a nuevas prácticas de  turismo ecológico ha ido en aumento.

La demanda por los viajes que aportan gratas experiencias en sitios cada vez más lejanos y algunas veces recónditos, produce la proliferación de gran cantidad de organizaciones que ofrecen servicios de turismo ecológico.

Sin embargo, como en todos los sectores, no todas las organizaciones pueden colgarse una medalla por su ética de responsabilidad con los ecosistemas y las comunidades en donde implementan su modelo de negocio.

Desarrollo en las comunidades

Uno de los grandes inconvenientes en muchas de las organizaciones dedicadas al ecoturismo es, no priorizar el desarrollo económico de las localidades, esto genera tratos injustos para los habitantes de la comunidad, mismos que en muchos casos se han visto obligados a modificar sus actividades e incluso desplazarse por las afectaciones producidas a causa del turismo excesivo y descuidado.

En el caso de la mano del mono, buscan que la mayoría de sus proveedores sean empresas desarrolladas por los mismo pobladores.

La mano del mono ofrece una alternativa para turistear de forma consciente, colabora a descubrir experiencias increíbles, y se preocupa por combatir las amenazas en la naturaleza y aportar activamente a su conservación y desarrollo.

Compartir
Edgar Zarate
Redactor y editor en Disruptivo.tv / Percusionista y LRC por el Instituto Politécnico Nacional