Toroto, por una sociedad neutra en emisiones de CO2

Santiago Espinosa de los Monteros dice que su generación es la primera que carece de algún pretexto válido para no actuar a favor de nuestro planeta, pues cuenta con suficiente información para reconocer que estamos enfrentando cambios climáticos que puede tener consecuencias devastadoras.

Pasando sus primeros años fuera del país, entre Caracas y Ottawa, Santiago tuvo la oportunidad de desarrollarse en ambientes multiculturales y forjar una personalidad empática, abierta y curiosa.

Estas características, sumadas a la facilidad que tenía para las matemáticas, la física y el interés por los temas medioambientales, además de lo atractivo que sería pertenecer a la segunda generación de un programa que divisaba un vasto número de oportunidades profesionales, influyeron en él para decidirse por la carrera de ingeniería en energías renovables, en la UNAM.

Conociendo iniciativas globales en materia energética

Durante este periodo, Santiago se integró a las filas de Student Energy, una ONG que reúne a estudiantes de universidades de todo el mundo y que a través de diferentes programas busca convertirlos en agentes de cambio que apoyen la transición hacia un futuro de sustentabilidad energética.

En un principio colaboró como responsable del desarrollo de los programas regionales y posteriormente como Presidente de la Cumbre Internacional 2017, que se celebró en Mérida, Yucatán.

Con la intención de ser coherente al compensar las emisiones provocadas por la Cumbre y de poder capitalizar la motivación de los más de 900 alumnos asistentes de todo el mundo, Santiago incluyó un exitoso programa de impacto local, operado por Nomad Republic, que generó un cambio tangible una vez concluido el evento.

El primer acercamiento al emprendimiento social

Al graduarse de la universidad fue contratado por la misma Nomad Republic para tomar las riendas del área comercial de un producto que ya estaba validado pero que no contaba con un proceso de venta establecido.

Tan solo seis meses después, ascendió como CEO y desarrolló los canales de distribución para el mercado B2B, tanto para corporativos como para viajes de graduación.

En esta misma época, lideró los procesos de mejora operativa, incremento de rentabilidad y due diligence, necesarios para efectuar la venta de la mayoría de las acciones de la compañía, al líder de la industria Mundo Joven. 

El regreso a sus raíces en el sector energético

Sin haber dejado nunca su preocupación por el tema ambiental, Santiago identificó que la huella de carbono promedio de una persona en la Ciudad de México era de entre 10 a 11 toneladas anuales de CO2 y empezó a idear modelos con los que pudiera hacerse cargo de ese mercado desatendido.

A mediados de 2019, con muchos aprendizajes en la maleta, dejó Nomad Republic para emprender su propio proyecto.

Toroto, como lo llamó, era una palabra que hasta el momento no existía pero que, desde su constitución, comenzó a significar “una sociedad neutra en emisiones de CO2”.

La principal innovación de Toroto es que no solamente atiende grandes empresas que se comprometen a reducir su emisión de CO2 y convertirse en carbono neutrales, sino que trabaja con pequeñas empresas e individuos a las que les permite neutralizar sus emisiones.

Específicamente para estos últimos, ofrece un servicio de suscripción mensual de 10 dólares, con lo que se compromete a absorber una tonelada de CO2 en el mismo periodo, a través de la colaboración con comunidades rurales de la Sierra Norte de Oaxaca, que desarrollan bosques dentro de sus ejidos; y obtienen como pago, el 85% del costo de cada suscripción.

Arrancando con paso firme

Teniendo claro su objetivo y su modelo de negocio, conformó un pequeño equipo de socios y colaboradores de mucha confianza.

Compuesto por su madre Rocío Harispuru, responsable de la administración y de parte del área comercial B2C; su tía Pilar Harispuru, a cargo de las ventas B2C; su gran amigo David Camhi, encargado del desarrollo de los sistemas de monitoreo de emisiones y, por último, él mismo, que se haría cargo de la estrategia corporativa, el análisis medioambiental, la selección de comunidades para el manejo forestal, el trabajo de neutralización en los bosques y la ejecución de los proyectos B2B.

Con solo 30 días de operación y 50 clientes suscritos a su programa B2C, Toroto ya neutraliza un total de 50 toneladas mensuales, lo que equivale a 600 toneladas anuales.

Adicionalmente, a principios de febrero neutralizaron la  Carrera del Viento, que contó con más de 3,000 asistentes; y están por iniciar la colaboración con un espacio de co-working ubicado en la colonia Roma Norte y un museo localizado en el centro de la Ciudad de México.

Los siguientes pasos para Toroto

En palabras de Santiago, ahora que existe Toroto, su función principal es dar a conocer el mensaje de que todos podemos tener una vida libre de CO2.

Asimismo, debe encontrar más comunidades en los estados de Oaxaca y Chiapas, donde puedan replicar su mecanismo de generación y distribución de riquezas en zonas rurales, no con un sentido asistencialista, sino convirtiendo a sus miembros en el motor de un proyecto que nos compete a todos. 

Si deseas, ya sea como individuo o como representante de alguna organización, lograr una vida de carbono neutra, ingresa a esta liga o suscríbete al newsletter semanal para enterarte de los temas ambientales actuales de una manera digerida.

Compartir
José Manuel Aguirre
Desarrollador de relaciones, proyectos, negocios, estrategias y alianzas. Colaboro con creatividad y experiencia para propiciar que quienes buscan crear valor y generar cambios positivos encuentren apoyo a través de la inspiración, la suma de voluntades, la obtención de recursos y la detonación de oportunidades que mejoren las estadísticas para alcanzar el éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here