Tierra Fértil; un emprendimiento educativo.

“Cuando un niño se apropia del entorno se siente seguro, protegido, y sólo queda conocer”

1.- Mapeo sobre emprendimientos sociales desde Buenos Aires

Desde hoy, compartiremos desde Argentina contenidos relacionados al ecosistema de emprendedores sociales y otras iniciativas de impacto social. Esperamos generar un vínculo con la comunidad de Diruptivo.tv que aporte sinergia e inspiración a los integrantes de la red.

Como adelanto de lo que vendrá, les contaremos sobre nuestra visita a Tierra Fértil, un emprendimiento educativo impulsado por un grupo de familias que se propone generar un espacio de educación integral, basado en el respeto de las etapas infantiles de desarrollo y el aprendizaje autónomo en un ambiente preparado y no graduado.

Tierra Fértil - arte

2.- Tierra Fértil: emprendimiento educativo de impacto social y espacio de aprendizaje alternativo

Una mañana soleada en Béccar, bonito barrio de San Isidro, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires. Nos reciben Malala y Dolores, co-fundadoras de Tierra Fértil.

¿Qué es Tierra Fértil?

Sus creadoras muchas veces comienzan por la negación. Tienen claro lo que no es Tierra Fértil. Aseguran que no es una escuela, porque lo que sucede allí poco tiene que ver con lo escolar. Así fueron buscando diversas formas de nombrar su proyecto: escuelita alternativa, espacio de educación y, actualmente, prefieren autodenominarse un espacio de aprendizaje. De esta forma, aseguran que el foco está puesto en el que aprende, sobretodo en el niño, pero también en el adulto que participa de ese proceso. “El aprendizaje y la educación tienen que ver con un entorno mucho mayor que la escuela y eso es Tierra Fértil hoy”, señala Dolores, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y una de las madres que llevan adelante el proyecto. A su lado está Malala, y agrega que “Tierra Fértil es sobre todo un entorno apropiado por quienes lo viven. Porque entonces ahí es donde uno se siente seguro, protegido, y sólo queda conocer.”

Lo cierto es que Tierra Fértil es un espacio muy particular, en el cual niños de diferentes edades reciben una educación personalizada. Se reúnen en asamblea para lograr un consenso sobre los temas que consideran importantes. Cuentan con un “ambiente preparado”,  un espacio armado por rincones donde investigan y aprenden por medio de diferentes materiales manipulándolos de forma directa. En Tierra Fértil no hay exámenes, los guías los evalúan mediante un seguimiento cotidiano y la observación diaria de su desarrollo. No existe la idea de adentro y afuera, no hay aulas ni patios, todo el espacio tiene el mismo valor pedagógico. Nos explica Malala “una de las cosas que nos planteamos desde un principio fue no caer en dogmas ni doctrinas; ni una pedagogía, ni una filosofía que rija este espacio, sino adherir a la educación libre”.

Tierra Fertil - maker space con Jorge

3.- Un sueño llamado Tierra Fértil: el origen

Tierra Fértil tiene su origen en el año 2012, cuando comenzaron a encontrarse las primeras familias. Reuniones una vez por semana, cada quince días. Un grupo de padres buscando nuevas opciones para la educación de sus hijos, luego de malas experiencias en la escuela tradicional. Decidieron juntarse y empezar esta nueva aventura. Dolores recuerda aquellos días iniciales de Tierra Fértil: “teníamos mucho miedo porque no había ejemplos de esto con chicos mayores de seis años. Había espacios respetuosos que seguían el ritmo infantil, incluso escuelas Waldorf y alternativas, pero no lo que nosotros queríamos hacer con chicos más grandes. Ese año 2012 fue difícil.” Ese año también comenzaron a invitar a la comunidad a participar de charlas con referentes en pedagogías alternativas, generando un debate sobre otras formas de educación. Participaban docentes y directores de colegios, quienes ya parecían advertir que algo no funcionaba bien en la escuela tradicional, pero lo más importante para Dolores y Malala es que poco a poco comenzaban a sumarse padres.

Tierra Fértil - juegos

4.- Obstáculos en el camino de Tierra Fértil

Cuando les preguntamos por las dificultades que atravesaron desde el surgimiento del proyecto, las fundadoras de Tierra Fértil hacen referencia a los adultos. “El 95% de los adultos se convence que la educación tiene que ser una tortura y un esfuerzo, porque si no es una tortura y un esfuerzo entonces mi hijo no va a entender el significado del esfuerzo”, señala Dolores. Comentan sobre los problemas para ponerse de acuerdo con los padres en las reuniones iniciales. Sólo el 5% de los padres que se acercan continúan llevando a sus hijos. Pero eso a Dolores y Malala no las desmotiva. “Abrimos lucesitas en la cabeza de la gente, no todo el mundo es para estos proyectos”, aseguran entre sonrisas cómplices.

Son muchos los interrogantes que surgen cuando conocemos proyectos con las características de Tierra Fértil. Como muchos padres nos preguntamos ¿cómo se adaptan a la sociedad los niños que se desarrollan en estos espacios de educación libre? Ante nuestra inquietud Malala es tajante en su respuesta “no tengo ningún interés en que mis hijos se adapten a esta sociedad. En todo caso, lo que sí quiero es que la transformen, que puedan resignificar un montón de conceptos. Y para que todo eso suceda, tienen que tener un espacio donde poder crecer en paz, donde poder conocerse, saber quién son, qué desean sobre su propia vida, cuáles son los recursos que ya tienen y también cuáles pueden desarrollar.”
Tierra Fértil

Compartir
Juan Manuel Badaloni
Licenciado en Comunicación Social, docente, periodista y productor de contenidos multimedia. Trabajo como profesor en colegios de nivel medio, enseñando materias como “Tecnología y Sociedad”, “Construcción de la Ciudadanía” y “Comunicación, Cultura y Sociedad”. Desde el año 2007 soy parte de FM La Tribu. Soy parte de Disruptivox, emprendimiento con el que impulsamos la innovación social en red. Cumplo el rol de tallerista y coordinador de comunicación.

3 Comentarios

  1. Hermoso proyecto, conozco a Dolores y Malala y hace poco estuve en Tierra Fértil. Es una maravilla ver cómo se puede aprender tanto en un ambiente respetuoso y con verdadero interés por los niños y sus propios procesos e intereses.

  2. Eso es confiar en que todos los niños y niñas son capaces, en definitiva es respetar su naturaleza yo felicito estas iniciativas porque yo también promuevo respetar la etapa de cada uno y he visto resultados.
    Saludos.

Comments are closed.