Te Lo Compro, el reciclaje como base de una nueva cultura laboral

Christopher Hans inició su trayectoria profesional contando monedas en un recinto de exposiciones de Guadalajara, donde veía como las empresas generaban grandes cantidades de basura sin prestar atención a sus consecuencias, sobre todo, porque no representaban para ellas una fuente de ingresos a corto plazo.

Con esto en mente, trabajó en sus ratos libres para encontrar la forma de disminuir el efecto que provocan las más de 7 mil toneladas de basura diaria que genera el estado de Jalisco, mediante un modelo de negocio que lograra la rentabilidad. 

Este emprendedor se define a sí mismo como una persona común y corriente, pero también, como una que no pierde de vista sus metas y que no puede quedarse de brazos cruzados cuando siente que algo no está bien.

Con base en su experiencia, dice haber entendido que para que un individuo pueda cambiar su entorno debe primero haber cambiado su persona, sus formas de pensar y de ser pero sobre todo, haber logrado elevar su consciencia a un grado donde pueda enfrentar cualquier obstáculo que lo separe de su objetivo. 

El modelo de negocios

Sin conocer los altos costos de oportunidad que emprender conllevaría y con pocos recursos disponibles para arrancar, Chris encontró una manera en la que podía involucrar al mayor número de implicados en la generación de deshechos, ofreciendo para cada uno beneficios atractivos y particulares.

Te Lo Compro, como lo llamó, inició operaciones en octubre de 2014 y un año después, ya como persona moral, sumó a sus filas a Judith Gálvez, una ingeniera química ambiental, que apostó por el proyecto y que, sobre todo, creyó en su misión.

La operación de esta recicladora industrial es la única que realiza micro recolecciones, las cuales consisten en la afiliación de centros de trabajo, educación u ocio, para la instalación de contenedores de papel que según la solicitud de cada cliente.

Te lo Compro entrega a las instituciones certificados ambientales como recompensas, con base en su unidad de medición conocida como “árboles salvados”, pueden ser canjeados por paquetes de papel, boletos de cine, servicios de masajes y beneficios en restaurantes.

La empresa, a su vez, vende el papel recolectado a clientes como Kellogg´s de México, que reutilizan el papel comprado para producir cajas de materiales reciclados.

El resultado del esfuerzo 

Chris afirma que un emprendedor se convierte en un solucionador de problemas y que él, desde su trinchera, aprendió a replicarse en cada puesto de la organización, factor que le facilitó generar confianza con sus proveedores, clientes y socios de negocio.  

Con solo uno unos años de operación, lograron cubrir toda la Zona Metropolitana de Guadalajara y los municipios de Tlaquepaque y Chapala. En este periodo también fueron reconocidos por la COPARMEX como la “Empresa social del 2015”, participaron como semifinalistas de la Cleantech Challenge México 2016 y realizaron una exitosa campaña de financiamiento vía crowdfunding en la que levantaron más de $730 mil pesos.

Esta inversión se utilizó para impulsar su institucionalización y crecimiento, cerrando el año 2019 con un total de 1,532 toneladas de papel recolectado y 17 colaboradores.  

Asimismo, dieron un importante paso en su expansión al inaugurar, bajo el formato de franquicias asociadas, sus primeros centros de recolección fuera de Jalisco, en las ciudades de Cancún, Hermosillo y próximamente, León.

¿Qué sigue para Te Lo Compro?

Derivado de la experiencia de contar con más de 1,600 socios ambientales, que van desde tiendas departamentales hasta oficinas de gobiernos municipales, han encontrado que para su modelo de negocios resulta más sencillo crecer la cartera de instituciones afiliadas que poder generar un cambio real en la cultura de los colaboradores y empleados de éstas.

Por ello, Chris tiene una infinidad de planes encaminados a volver sostenible el crecimiento promedio de 50 nuevas empresas que se suman a su programa de manera mensual.

Para lograrlo, considera que será necesario incrementar el número de remolques, sistematizar las recolecciones y mejorar aspectos como el servicio, la rotación de inventario y el programa de recompensas. 

Adicionalmente, comenta que le gustaría explorar el canal de viviendas enfocándose principalmente en condominios y edificios de departamentos, al tiempo que estudia un proyecto donde se tercerizaría el servicio de logística, mediante el desarrollo de un grupo de emprendedores que, como recolectores independientes, puedan apoyar a incrementar la cobertura de Te Lo Compro. 

Por último, Chris no descarta ampliar la gama de productos a recolectar, pues menciona que, por ejemplo, los aceites de cocina desechados de comedores y restaurantes pueden ser reutilizados para producir jabones. Solo el tiempo lo dirá.

Compartir
José Manuel Aguirre
Desarrollador de relaciones, proyectos, negocios, estrategias y alianzas. Colaboro con creatividad y experiencia para propiciar que quienes buscan crear valor y generar cambios positivos encuentren apoyo a través de la inspiración, la suma de voluntades, la obtención de recursos y la detonación de oportunidades que mejoren las estadísticas para alcanzar el éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here