El mundo de las fintech

408

Por: Alejandro Carbajal

Las empresas fintech se están globalizando. Con un ADN tecnológico, estas empresas entienden que existe una manera diferente de hacer y ofrecer servicios desde la innovación. Según datos del informe del Observatorio de la Digitalización Financiera, en el mundo existen más de 15 mil empresas de este tipo.

Como ejemplo, Fintech como Monzo y N26 han comenzado operaciones en regiones de América Latina. Igualmente, la fintech nigeriana, Paga, ha anunciado planes para expandirse a México.

“Cómo cualquier empresa tradicional, las compañías de este ramo pueden internacionalizar sus servicios.; En distintos países pueden encontrar similitudes legales o cierta apertura para comenzar operaciones, y al ser empresas que trabajan en la red, el proceso se vuelve más sencillo”, señala Sebastián Medrano, director de marketing de la fintech mexicana, Coru.com. 

La carrera de las fintech por la cobertura del mercado comenzó contra las instituciones financieras  tradicionales; sin embargo, hoy son los bancos quienes han formado alianzas con éstas para abrir sus servicios a todo el mundo. Aquí  enlistamos tres puntos que explican el porqué de esta internacionalización: 

Evolución en regulaciones

Anteriormente, las fintech estaban cerradas a su mercado local debido a la extensa cantidad de reglas para poder operar. En Estados Unidos, por ejemplo, se requerían muchas autorizaciones en cada estado para poder operar una firma de seguros, mientras que en otros países sólo unos cuantos bancos tenían permisos para operar préstamos. 

“Hoy en día esto se ha reducido, en el caso de México con la nueva Ley Fintech se ha abierto el mercado con una serie de regulaciones que benefician y hacen más fácil abrir una empresa de tecnología financiera. México se ha convertido en un país atractivo para el ecosistema fintech internacional”, agrega Medrano Gallo.

Crecimiento de facilitadores fintech

Expandirse globalmente era un tema para pensar debido a que era difícil explorar un terreno nuevo donde las leyes y hasta el idioma son distintos. Actualmente existen varias empresas dedicadas a facilitar las condiciones a las startups financieras que buscan globalizar sus servicios. 

Para ofrecer productos y servicios financieros regulados, las fintech pueden asociarse con organizaciones como Cross River, empresa que ofrece soluciones a negocios internacionales en materia de préstamos, o como Boost, que se especializa en seguros. Otras como Konfio, que financian a otras empresas, ofreciendo una alternativa a los créditos bancarios. Tal es el caso de la alianza con Bancoppel en Estados Unidos para ofrecer créditos a migrantes. En conjunto, estas capas habilitadoras disminuyen la fricción de expandirse a nuevos mercados.

Deseo expansionista

Mientras que algunas marcas encuentran atractivo atacar nichos cerrados en ciudades emergentes, otras buscan ofrecer servicios internacionales como el caso de Transferwise, una fintech que facilita el envío de dinero con comisiones reducidas. Esto ha generado que Incluso bancos como Santander comenzarán a ofrecer servicios de transferencias internacionales vía blockchain para competir.

De entre las fintech que han superado $5 mil millones de dólares en ventas, destacan tres, Club, Adyen y Qudian.com, éstas estaban cerradas a mercados nacionales; sin embargo  incrementaron sus activos cuando decidieron expandirse de manera global. 

“La disrupción ha obligado a empresas tradicionales a bajar sus precios o innovar con nuevos servicios, por lo que ha comenzado una carrera por hacer un efecto espejo con la competencia, por lo que si una empresa logra  probar éxito con su modelo de negocio, es obvio que se tratará de replicarlo en otra región”, detalla Sebastian Medrano.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here