Neo-universidad re-evolucionando el futuro

Pato Bichara, el inquieto emprendedor detrás de Collective Academy, con más de 10 años de experiencia en temas relacionados con el talento en Latinoamérica, comenzó su carrera en Bain & Company donde, además de trabajar como consultor, lideraba el reclutamiento de analistas provenientes de las principales universidades de México. 

Tres años después, Pato se unió a las filas de IGNIA, como Asociado de Inversión. Mientras lideraba el pipeline de startups dentro de este fondo de capital de riesgo, se dio cuenta de la falta de innovadores enfocados en el sector educativo, a pesar de ser una de las cinco principales industrias en la región.  

Así, al finalizar su MBA en Harvard, comenzó Collective Academy, bajo la premisa de que tanto la Educación Superior como la Educación Corporativa tienen que evolucionar para capacitar a los profesionistas y directivos en la era digital. 

La misión original: reinventar la universidad

Después de varias reuniones con Fernando Fabre, co-fundador del proyecto y entonces presidente global de Endeavor, lograron conseguir un apoyo económico conocido como grant, del departamento de empresas sociales de la Escuela de Negocios de Harvard, gracias a su idea visionaria.

Dispuestos a validar su emprendimiento educativo, tomaron esta suma como capital pre-seed y la invirtieron en explorar el mercado mexicano mediante un análisis de las principales universidades de México y del mundo.

Como resultado, encontraron que los mayores gastos en los que incurrían estas instituciones estaban relacionados con la infraestructura física y la investigación y desarrollo (R&D) de contenido, trasladando ambos factores al cliente en su colegiatura.

La concepción del producto estrella

Como resultado de su investigación lograron crear un modelo disruptivo de alta calidad y a costos accesibles que contaba, al mismo tiempo, con las herramientas necesarias para preparar a los aprendedores hacia el futuro. 

En este proceso, la idea original de una licenciatura evolucionó a un Master en Negocios y Tecnología. Una vez diseñados el programa y la estrategia de operación se enfrentaron con dos nuevos retos: la recluta de generación fundadora y del primer equipo de mentores. Para ello, Pato involucró a sus mentores y futuros inversionistas para conseguir referidos que compartieran el perfil: el aprendedor de por vida. 

Solo 10 meses después, en abril de 2016, comenzó la primera generación, 6 meses después cortó el listón la segunda, 4 meses después la tercera, 3 meses después la cuarta y así consecutivamente.

Al cierre del primer trimestre de 2020, Collective cuenta con más de 20 generaciones, graduadas o cursando, en la Ciudad de México, en Monterrey y en toda Latinoamérica, a través de la versión en línea del programa. 

Innovación para el sector educativo

El equipo de Collective ha logrado cambiar el Estado de Resultados de una universidad tradicional a algo que tiene mayor impacto en el aprendizaje, eliminando los costos de un campus fijo y aquellos derivados de la creación de contenido propio. Esto les ha permitido aumentar la calidad educativa, invertir en el equipo de mentores y reducir el precio de sus programas.

Para lograrlo, Collective Academy cura el contenido de las instituciones educativas líderes del mundo y así, poder enfocar sus sesiones en reprogramar el mindset de las personas al hacer las preguntas correctas antes de buscar respuestas.  

Las sesiones se componen de tres partes: un prework seleccionado para que la sesión se convierta en una discusión socrática, misma que genera conocimiento colectivo, y se finaliza con un caso práctico para poder aplicar e iterar ágilmente el conocimiento adquirido en la vida laboral. 

Confianza para crecer

Habiendo lanzado la generación fundadora en 2016, Collective Academy atrajo la atención de diversos inversionistas que participaron en la ronda semilla, entre los que se contaron a Capital Invent, GBM Ventures, Vander Capital Partners, Xochi Ventures y algunos reconocidos ángeles inversionistas del ecosistema nacional. Tiempo después a esta lista se adhirió BlueBox Ventures, que ha sido, además, un apoyo fundamental para el desarrollo de la versión online del programa. 

La Comunidad Collective

Uno de los valores agregados de Collective Academy es su comunidad, ideal para generar negocios, colaboraciones, networking y relaciones personales. De ella, han emanado iniciativas de tinte social, político, deportivo, empresarial y académico. 

Este colectivo de aprendedores está compuesto por los mentores (líderes de las industrias que están transformando los negocios), el staff (profesionales dedicados a la mejora continua del programa) y los alumnos (emprendedores e intraemprendedores que quieren llevar sus carreras o negocios al siguiente nivel). Esta combinación hace que la comunidad se enriquezca y se propicie la colaboración entre sí. 

Los siguientes pasos

Debido a la tracción probada por el Master in Business & Technology, Collective Academy atrajo la atención de las principales empresas del país quienes mostraron interés en su propuesta educativa, permitiéndole desarrollar programas de Enterprise Learning para sus empleados. En éstos, se a las organizaciones con el futuro, traduciendo sus retos en experiencias y herramientas de aprendizaje. 

Para un mediano plazo, Collective expandirá su plataforma digital a toda su Comunidad, brindándoles acceso a contenido y herramientas que los acompañen a lo largo de su vida profesional, cumpliendo con su objetivo principal de crear aprendedores de por vida. 

¿Quieres vivir la experiencia Collective?
Si sabes que el mundo cambió y estás inconforme con el sistema educativo tradicional, acelera tu vida profesional y comienza a diseñar tu futuro en Collective Academy.
Compartir
José Manuel Aguirre
Desarrollador de relaciones, proyectos, negocios, estrategias y alianzas. Colaboro con creatividad y experiencia para propiciar que quienes buscan crear valor y generar cambios positivos encuentren apoyo a través de la inspiración, la suma de voluntades, la obtención de recursos y la detonación de oportunidades que mejoren las estadísticas para alcanzar el éxito.