Momlancers, apoyando el talento y la experiencia

Aunque se ubicaban desde pequeñas, Regina Cabal y Katia Moye se hicieron amigas hasta que comenzaron a coincidir en algunos eventos del IPADE, donde sus esposos estudiaban la maestría. Ambas tenían prometedoras y ascendentes carreras profesionales, pero como muchas mujeres en su situación, llegaron a un punto donde debían tomar una decisión. 

Katia, por un lado, trabajaba como ejecutiva de marketing en una empresa de consumo y tenía poco tiempo de haberse convertido en mamá. Debido a que la multinacional en la que laboraba no contaba con esquemas flexibles para las madres y a que ella no quería llegar a su casa para ver a su hija solamente un par de horas mientras la bañaba y acostaba, tomó la decisión de renunciar.

Coincidentemente, en la misma época que presentó su renuncia, cinco compañeras también lo hicieron por la misma razón, dejando importantes huecos en la estructura corporativa en ese momento pues tenían puestos gerenciales y directivos. 

Regina, por otro lado, se desarrollaba como consultora ayudando a las empresas a innovar en Redbox Innovation y al momento de embarazarse de su primera hija, no se había cuestionado aún cuál sería su situación, por lo que se acercó al director de la agencia para platicarlo.

Siendo una empresa joven, había varios compañeros hombres que eran papás, pero Regina era la primera en convertirse en mamá, por ello y gracias a la flexibilidad y apoyo que encontró en Redbox, aceptaron su propuesta de trabajar medio tiempo y escribir las reglas del juego para futuras mamás.  

Un problema que muchas mujeres deben enfrentar

Mientras trabajaba de medio tiempo y aprendía a ser más enfocada para mantener los niveles de productividad, Regina veía como Katia y muchas otras amigas que habían alcanzado responsabilidades relevantes en diferentes sectores, renunciaban a sus empleos debido a la falta de flexibilidad en las organizaciones. 

Así, encontró que para los proyectos de innovación que lideraba para sus clientes, podía contar con el apoyo externo de mujeres profesionales, talentosas y experimentadas por un costo mucho menor al que resultaría de apoyarse en una empresa establecida y de renombre. Esto le permitió trabajar con las madres como consultoras por proyecto, al tiempo que les brindaba a ellas la flexibilidad para poder pasar tiempo con sus hijos.

Madres y profesionales experimentadas

Como un juego de palabras entre el trabajo por proyecto que realizan los freelancers y la condición de ser mamás que las unía, nació Momlancers, buscando darle forma a la manera de colaboración que Regina había descubierto.  

Segura de que Katia era la perfecta aliada para esta nueva aventura le presentó su idea y al poco tiempo lanzaron la plataforma en línea, que en un inicio solamente publicaba “proyectos” con especificaciones sobre el perfil y la experiencia de la consultora deseada.

Rápidamente su base de madres profesionistas comenzó a crecer junto con la oferta de proyectos, principalmente provenientes de la industria publicitaria. Esto se debió a que Regina conocía bien el sector y a que habían tenido la oportunidad de presentar Momlancers en una exposición con agencias afiliadas a la AVE (antes la AMAP), en 2018. 

El ruido que comenzaron a hacer generó que algunas empresas más grandes las voltearan a ver y fue así como Gemma Godoy, quien lideraba un proyecto de Open Talent Economy dentro del área de Recursos Humanos de Unilever México, las contactó.

Gemma las citó en una cafetería para conocerlas primero y tras convencerse de que podían cumplir con el reto que ella buscaba, se encargó de empujar Momlancers hasta que fueron entrevistadas por directivos de la empresa en Inglaterra para convertirse en proveedoras.    

Diversificación y complementariedad de servicios

Después de un tiempo Gemma se fue a vivir con su familia a Singapur, debido al trabajo de su esposo. Siendo mamá en un país lejano y buscando continuar desarrollándose de manera profesional, Gemma contactó a las emprendedoras y les presentó una propuesta de colaboración en la que ampliarían los servicios a la base de consultoras, ofreciéndoles técnicas y estrategias de empoderamiento. De esta manera Gemma, la experta en Recursos Humanos y talento flexible, brindaría coaching y capacitaciones de manera remota, encaminadas a acompañar a las mujeres en su evolución profesional. 

Mientras que el servicio de Women Empowerment, como se llamó, continuaba con una óptica B2C, enfocado en las consultoras, se presentó la oportunidad de ofrecerlo a corporativos como Mars Petcare México o Kellogg de México, pues en ellos laboran muchas mujeres que son madres y que es importante que continúen desarrollando para escalar en la organización.

Así, comenzaron a abordar temas como el sentimiento de culpa que viven algunas mujeres cuando regresan de su periodo de maternidad o las maneras de balancear su vida cuando son profesionistas y madres.

La situación actual obliga a las empresas a innovar 

Después del éxito obtenido a raíz de su alianza comercial con Gemma y al agradecimiento que le guardan por haber confiado en ellas abriéndoles las puertas en Unilever cuando apenas iniciaban su proyecto, decidieron formalizar su colaboración a través de su incorporación a la sociedad de Momlancers.

Ahora las 3 socias y madres que trabajan desde casa, desde diferentes rincones del mundo (Gemma vive en Singapur, Katia en Ciudad de México y Regina e Querétaro) y que manejan equipos, han adquirido gran experiencia en el uso de herramientas y técnicas disponibles para ejecutar el trabajo y alcanzar los objetivos de manera remota.

Con ello en mente y debido a las formas de trabajo que se están llevando a cabo como respuesta a la crisis de salud, lanzaron un webinar llamado “Cómo trabajar desde casa con hijos y sin volverte loca”, que muchas empresas han contratado para brindar herramientas y consejos a su personal. 

Este y otros programas de desarrollo en línea se han robustecido gracias a su base de expertas, y hoy abordan temas como el manejo de ansiedad o la administración de equipos remotos, permitiéndole a Momlancers generar ingresos en épocas donde las contrataciones y nuevos proyectos parecen haberse detenido. 

¿Qué sigue para Momlancers?

Después más de 15,000 mamás registradas en su plataforma, más de 200 empresas satisfechas con sus servicios, más de 500 proyectos concluidos, un caso de estudio realizado por expertos del IPADE, una participación como panelistas durante la Global Summit of Women, la entrada al Consejo Directivo del 30% Club en su capítulo de México, la aceptación al Grupo 2020 del programa de aceleración de MassChallenge México y una gran base de seguidores activos en sus perfiles sociales, la compañía buscará crecer su equipo de desarrollo de negocios para balancear de una mejor manera el número de proyectos con el de usuarias registradas. Además, hace unos meses comenzó a trazar sus planes de expansión internacional de la mano de Unilever a países como Colombia y Ecuador.

Asimismo, para afianzarse en el mercado mexicano, se enfocarán en desarrollar de una mejor manera a sus clientes actuales, buscando ampliar su red de servicios para cubrir sus necesidades cambiantes. 

Compartir
José Manuel Aguirre
Desarrollador de relaciones, proyectos, negocios, estrategias y alianzas. Colaboro con creatividad y experiencia para propiciar que quienes buscan crear valor y generar cambios positivos encuentren apoyo a través de la inspiración, la suma de voluntades, la obtención de recursos y la detonación de oportunidades que mejoren las estadísticas para alcanzar el éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here