Modelos de impacto para dar el salto al emprendimiento

¿Ya sabes que son los negocios de impacto? Si llevas tiempo siguiendo la labor de Disruptivo sabrás que este tipo de negocios genera una huella en nuestro entorno y que ponemos todo de nosotros para llevarlos a cada rincón.

Los negocios de impacto son aquellos que además de convertirse en un proyecto rentable, generan un impacto positivo en la sociedad o en el medio ambiente; para así mejorar el mundo que legaremos a las siguientes generaciones.

Seguramente estás pensando que los negocios que se preocupan por producir un cambio en su entorno no pueden convertirse en una empresa que produzca grandes ganancias; sin embargo, es posible y existen metodologías para lograr que el emprendimiento social sea rentable.

Los negocios de impacto cuentan con dos componentes, que al ejecutarse de manera correcta, generan rentabilidad para la empresa e impacto en la sociedad; el primer componente es el modelo de venta y el segundo es el modelo de impacto.

Un ejemplo es la metodología Very Nice, de Models of impact; a través de una enseñanza lúdica y en 4 pasos fundamentales ayuda a emprendedores a desarrollar negocios de impacto. Los 4 pasos del juego son:

  • Aprende de diferentes modelos de negocio que te ayudarán a entender el panorama.
  • Inventa para transformar una lluvia de ideas paso por paso en un proyecto.
  • Prototipa para darle forma al proyecto a través de diferentes hojas de trabajo, que te ayudan a completar cada parte del proyecto.
  • Reporta para obtener retroalimentación de expertos, ellos te guiarán en lo que más necesites.

¿Por qué es importante prototipar?

Generalmente los negocios de impacto surgen de una idea que nació como respuesta a una problemática del entorno; por lo que como todos los negocios, al comienzo no se tiene muy claro cómo será el producto o servicio que genere ese cambio positivo en la sociedad. De ahí la importancia de prototipar.

Prototipar nos ayuda a comprobar si existe interés en el producto o servicio que queremos desarrollar, todo sin invertir tanto dinero. Al desarrollar un prototipo también podemos obtener retroalimentación por parte del mercado al que queremos llegar; con lo que podemos generar ajustes que nos ayudarán a obtener mayor rentabilidad en el mercado. Como puedes ver: un emprendimiento social, se puede convertir en un negocio rentable.

Compartir
Antonia Estévez
Soy generadora de contenidos, me encanta escribir porque descubro siempre lo que hay detrás de una historia. Estudié lingüística, pero me declaro una apasionada del marketing digital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here