Los tres momentos de mayor incertidumbre

213

El emprendimiento social es un proceso arduo que implica salir de tu zona de confort. Se trata de llevar a la realidad una idea que puede cambiar la vida de mucha gente para bien.

Embarcarte en la aventura de emprender es una decisión que transformará tu vida, sin embargo debes ser consciente de que atravesarás por momentos de incertidumbre. Para evitar que estas dudas te hagan desistir del emprendimiento, lo mejor es que estés preparado para afrontarlo.

Si estás pasando por alguno de estos momentos de dudas, te invitamos a leer este artículo como recordatorio de que no estás sólo en el camino. ¡Los emprendedores sociales y Disruptivo nos apoyamos!

Te presentamos los tres momentos de mayor incertidumbre al emprender.

El momento de la decisión

Tienes una gran idea que puede ayudar a mejorar la vida de otras personas y  decides convertirla en una empresa social, pero ¿Cómo lo hago?

El comienzo es un momento de incertidumbre total. Surgen dudas acerca de si tu idea realmente es buena, de cómo hacer que tu modelo de negocio sea rentable y sobre todo, surge el miedo a perderlo todo.

Este momento es de cambios, dejar tu empleo y con ello un ingreso estable para navegar en las corrientes de la incertidumbre financiera poniendo en riesgo hasta los ahorros de tu vida.

Startup

Si superas los primeros miedos y te lanzas a la aventura, tendrás que hacer algunos sacrificios para que tu empresa social se consolide.

Debes lidiar con leyes y procesos burocráticos, buscar fondos semillas o crowdfunding para comenzar tus procesos, conseguir un equipo comprometido y trabajador que sea consciente que en esta etapa de la empresa lo salarios no serán millonarios, dedicarle muchísimas horas a tu empresa, contactar a todos tus amigos y conocidos para que te publiciten y recomienden… en fin, mil y un tareas que absorberán tu tiempo y energía, pero nada que valga la pena es fácil.

Además, en esta etapa corres el riesgo de encontrarte con socios nocivos con actitudes tóxicas para tu empresa. Tu habilidad de negociación y ser fiel a los ideales de tu negocio podrá salvarte, sin embargo te recomendamos estar abierto a escuchar nuevas ideas. Una vez que encuentras el aliado ideal, las cosas fluyen mucho mejor.

Llegaste a la cima, ahora ¡Manténte ahí!

Podríamos pensar que cuando una empresa logra ser rentable, sus procesos operativos son eficaces, su producto o servicio compite en el mercado y el equipo de trabajo está consolidado se ha terminado la incertidumbre.

Contraria a esta idea, cuando una empresa social es exitosa, el peligro principal es cerrarse a la innovación. No es raro que cuando encuentras la clave del éxito te resistas a cambiar, no obstante ten en mente que la tecnología hace que el mundo se transforme vertiginosamente.

En esta etapa de tu empresa debes tomar riesgos de nuevo, salir de tu zona de confort, innovar y replantearte la forma en que puede mejorar.

Emprender pone a prueba cada una de tus habilidades y lleva al límite tus capacidades. Es muy importante que tengas en mente todo lo que podría salir mal y adelantar las posibles soluciones.

Respira, prepárate y atrévete a llevar tu idea de negocio a la realidad.

Nuestros amigos de Cirklo saben de los temores y dudas que los emprendedores atraviesan y han desarrollado una guía para navegar en la incertidumbre. En ella encontrarás un apapacho mental que te va a ayudar en tus momentos de break down para que sigas en tu camino al éxito.

Te compartimos en este episodio de Disruptivo Podcast de qué trata esta guía interactiva y cómo puedes aplicarla: episodio Disruptivo 204 – Cirklo.

Compartir
Karen Chávez
Cuento historias de emprendimiento social, ideas increíbles y personas extraordinarias, esa es mi manera de hacer el mundo un poquito mejor. Redactora y Editora en Disruptivo.tv Soy comunicóloga de la UNAM, fanática de las comedias románticas y siempre estoy en busca de nuevas habilidades por aprender.