Los estragos del desperdicio de alimentos

Más de una vez hemos escuchado a las mamás decir: no desperdicies la comida, hay mucha gente que no tiene qué comer, pero ninguno de nosotros de niños éramos conscientes de cuál era la cantidad de alimentos que se desperdician en el país y mucho menos en el mundo.

Aproximadamente 1,300 millones de toneladas de la comida producida para el consumo humano a nivel mundial termina en vertederos de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y las consecuencias que este número trae consigo no solo radican en la falta de comida en otras naciones.

El desperdicio ocurre en todos los procesos de producción, cultivo, procesado, distribución y consumo. La empresas de comida, agricultores, distribuidores y consumidores tienen parte de responsabilidad en la cantidad de comida que se pierde.

Los costos del desperdicio de alimentos

  • Daño al ambiente

La pérdida y desperdicio de alimentos suponen un importante gasto de agua, tierra, trabajo y capital que contribuye a el efecto invernadero y por tanto, al calentamiento global y al cambio climático.

La FAO estima que anualmente los desechos de comida generan 3,300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero, a eso hay que sumarle el desgaste de los suelos, los miles de litros de agua que se desperdician en alimentos que nadie come y el manejo inadecuado de los animales de ganado.

  • Pérdidas económicas

En Disruptivo hemos hablado muchas veces de la importancia de ser conscientes sobre cómo se gasta el dinero, el desperdicio de alimentos trae consigo pérdidas económicas para los restaurantes, hoteles, cadenas de comida y miles de hogares al rededor del mundo.

Cada año se pierden casi 800 mil millones de dólares en todo el planeta a causa de malos manejos al comprar alimentos.

  • Malnutrición

Una de cada nueve personas en la actualidad se encuentra mal alimentada, esto equivale a 815 millones de personas en el mundo, si se utilizara responsablemente la comida este sector de la población tendría una alimentación más saludable. 

Trazando el camino para evitar la pérdida de alimentos 

Cada año en América Latina se desechan 127 millones de toneladas de comida, los países de está región que más desperdician son: Argentina, Brasil, México y Colombia.

Afortunadamente existen iniciativas como #SinDesperdicio, un concurso que potencia los esfuerzos del sector privado, público y de la sociedad civil para evitar la pérdida de alimentos en la cadena de producción y distribución.

Compartir
Alejandra Pineda
Comunicóloga egresada de la Universidad Insurgentes. Soy muy torpe con la gente, por eso escribo.

1 Comentario

Comments are closed.