Los 4 Sociedades Fantásticas para tu Startup

336

Por: Carolina Rivas Garza

Al iniciar un negocio, una de las decisiones más importantes que debes tomar en cuenta es bajo qué sociedad constituirás tu empresa. Esta decisión depende mucho del giro de tu negocio y la relación que vayas a tener con quienes la integrarán.

Seguro recordarás esa famosa película de los 4 fantásticos que dedican su vida a ¿salvar el mundo?; lo más importante, es que cada uno tiene diferentes súper poderes y personalidades que los hace únicos e irrepetibles, siendo lo más importante de eso, que cada quién tiene una habilidad particular que aportar a la sociedad.

Por otro lado, existen diversos tipos de Sociedades con las que podrás formalizar tu startup, aunque el día de hoy nos vamos a enfocar en los 4 tipos de sociedades que son de las más comunes en el emprendimiento. Te platico brevemente de ellas haciendo una comparación con la película que menciono:

  • Sociedad Anónima (S.A.): Esta Sociedad es una de las más comunes y se compone exclusivamente de socios cuya obligación se limita al pago de sus acciones. La podríamos comparar con el Sr. Fantástico por ser la figura paterna del grupo, pragmático y autoritario, ya que esta sociedad se caracteriza por ser una forma de organización muy utilizada entre las grandes compañías.
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (S. de R.L.): este tipo social se lleva a cabo por socios que solamente están obligados al pago de sus aportaciones. Es similar a la mujer invisible, novia del Sr. Fantástico, en cuanto a su estructura de ser de confianza con las personas que la integran y la habilidad de poder volverse (en algunas ocasiones) de cierta forma “invisible” con relación a la responsabilidad que asume cada socio frente a terceros.
  • Sociedad Civil (S.C.): Podríamos decir que la S.C. es como la Antorcha Humana, hermano menor de la mujer invisible, por ser similar en cuanto a las personas de confianza que la integran y por componerse de socios que solamente están obligados al pago de sus aportaciones, sin que su fin constituya especulación comercial. Aquí generalmente encontramos a quienes prestan un servicio profesional como los contadores, abogados, arquitectos, entre otros.
  • Sociedad Anónima Promotora de Inversión (S.A.P.I.): La finalidad de esta sociedad es realizar una actividad comercial que permite a sus accionistas tener una gran diversidad de derechos corporativos y económicos. Son un tipo especializado de Sociedad que se deriva de la S.A.; podríamos relacionar la S.A.P.I. con “La Mole” por ser mejor amigo del Sr. Fantástico pero transformado a un humanoide ya que su característica distintiva es la posibilidad de comercializar sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.

Espero te haya servido este artículo y si estás pensando en abrir un negocio, es muy importante primero que te asesores bien con un especialista para que te oriente y te ayude a saber cuál es la sociedad fantástica que se adapta mejor a tu startup.

Para más información, no dudes en contactarnos en el correo electrónico [email protected] y con gusto te atenderemos.

Compartir
Disruptivo
Disruptivo.tv es el sitio con más información sobre emprendimiento social, innovación, negocios de impacto y startups. Si quieres emprender, entonces encontrarás toda la información que necesitas.