Acoso infantil en la era digital

331

Datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia revelan que en el mundo 1 de cada 3 niños ha sufrido algún tipo de acoso. En América Latina, casi la mitad de la población infantil ha dicho ser víctima de algún tipo de violencia en la escuela.

Tristemente, los datos revelan que muchos niños a nivel mundial, lejos de disfrutar plenamente su infancia, se encuentran viviendo con temor en los distintos entornos en donde se desenvuelven. Recientemente, el acoso se ha expandido a las plataformas digitales, donde 1 de cada 10 niños dice haber sido víctima de acoso en la red. 

“¿Dónde jugarán los niños?”

Los niños que han sido víctimas de acoso son más propensos a ingerir alcohol u otros tipos de drogas, así mismo, las probabilidades de obtener bajas calificaciones, padecer baja autoestima e incluso a que decidan abandonar la escuela, son mucho mayores (UNICEF). 

Comunicar y prevenir 

Brave UP es una empresa social que encuentra en la comunicación aperturada y en la tecnología, una manera de identificar y prevenir casos de acoso en entornos escolares y medios digitales. Su fin es proporcionar herramientas de comunicación entre alumnos, padres y docentes que permitan analizar los ambientes de interacción social donde el acoso puede afectar gravemente el sano desarrollo de los niños.

1 de cada 10 niños a nivel mundial ha sufrido algún tipo de acoso cibernético. 

Los objetivos de Brav Up se sustentan en la implementanción de charlas y talleres en escuelas: educar y fomentar comunidades responsables. 

Plataforma para  Valientes

Con su aplicación Brave Data, una plataforma para entender mejor la situación y preocupaciones que aquejan a los niños en su entorno, realizan encuestan a los estudiantes, colaboran a expandir la comunicación que existe entre padres y docentes, y así, juntos evitar a tiempo cualquier indicio de violencia y porporcionar a los niños un ambiente seguro para desarrollarse libremente.

Los formatos digitales de esta organización social permiten compartir experiencias en tiempo real y hacer denuncias de manera anónima, intentan generar confianza y profundizar en las inquietudes de los jóvenes, que en la mayoría de los casos no llegan a ser externadas debido al temor de sufrir algún tipo de represalia.

Aproximadamente 3 de cada 10 adolescentes en 39 países admiten haber intimidado a otros en la escuela (ONU). 

Durante el año 2018, 30 mil estudiantes ya fueron partícipes de las charlas y talleres impartidos por Brave UP. Esto ha logrado conectar con más de 5,000 docentes y 8,000 familias. 

Quizás fomentar la comunicación en las nuevas generaciones abra un nuevo panorama de confianza, en donde sea posible dar un nuevo sentido al desarrollo social de niños que, con una mala experiencia pueden padecer daños significativos para toda su vida.

Compartir
Edgar Zarate
Editor en Disruptivo.tv / Percusionista y LRC por el Instituto Politécnico Nacional