Hoy en día, ¿sientes estrés interno, personal, en tu organización, en tu país? ¿En tu planeta? ¿Lo sienten? ¿En sus rodillas, en su panza, en su garganta?

Tenemos profundas heridas que sanar en tantos niveles.

Estando hoy en esta gran pausa, reflexionemos: ¿Qué es lo que sostiene a la vida humana? ¿Qué es lo que ha sostenido tu vida humana?

Hay tantas cosas visibles e invisibilizadas desde el aire que respiramos, el agua que hemos bebido, la polinización que sucedió para que hayamos comido, la fotosíntesis que transformó luz solar en mi comida y bebida, el amor y el cuidado que nos trajo hasta aquí hoy.

Ningún ser humano llegó hasta hoy sin haber sido cuidado desde el nacimiento por otro ser humano. La individualidad es una ilusión
bastante temporal.

Queremos reconocer hoy esta corresponsabilidad de la vida, del cuidado y de la sustentabilidad.

Queremos reconocer que sólo en la diversidad está la verdadera fuerza, la resiliencia.

Queremos que la justicia no se quede en la estatua de una mujer con los ojos vendados, que la libertad no se quede en otra estatua de otra mujer con una antorcha en llamas. Queremos vivir la justicia y la libertad.

Recordemos que la transición a un nuevo paradigma es inminente, pero la justicia no lo es. Debemos elegir la justicia muy intencionalmente y trabajarla diario en cada dinámica de poder que se manifiesta.

Estamos en un sistema con una visión dominante donde nos han vendido que sólo se puede salvar al mundo con tecnología o que sólo se puede salvar al mundo con crecimiento económico. Pero la vida humana que, no es una certeza sino una posibilidad, no se ha sostenido por tecnología o por crecimiento económico. Se ha sostenido por la biósfera que nos rodea, nos envuelve y nos da hasta el oxígeno que respiramos y por el cuidado de otro ser humano. Esos son los ingredientes clave reales que nos permiten estar vivos hoy y aquí: la biósfera y el cuidado.

La fuerza inmensamente sanadora que necesitamos de manera urgente, es un cambio de paradigma del actual que piensa que se puede dominar a la naturaleza o que se puede dominar a la mujer a una visión nueva de INTERDEPENDENCIA, porque no existiríamos unos sin los otros, ni humanos sin naturaleza ni hombres sin mujeres.

Una visión nueva que regenera el tejido que está roto, que tenga el poder de sanar estas heridas y que nos brinde una visión con toda la corresponsabilidad del cuidado de la vida, con toda la interminable y hermosa sabiduría que hay en la diversidad.

Estas palabras las escribí justo antes del 8 de marzo de 2020 como reflexión de apertura de: Mujeres de Cambio de Disruptivo TV.

Este proyecto es el reflejo y testimonio de la colaboración transformativa y el entendimiento profundo que uno de los vehículos más potentes que tiene la transformación social, ambiental, cultural, humana, es la mujer. Somos nosotras.

Hay tanta abundancia por vivir en este nuevo paradigma, tanta plenitud para todas y todos, que yo las y los invito a unir sus voces, su trabajo, su pasión para que esta evolución que hoy es tan urgente se vuelva absolutamente inevitable.

Con esta crisis y pandemia a nosotros nos queda más claro que nunca que la salud de la humanidad es una sola e interdependiente con la salud del planeta, nuestra casa.

Recordemos que no somos vecinos, sino roomates y, por lo tanto, debemos actuar y pensar cada vez mejor en colectivo en vez de en forma individualizada. Las causas ecológicas y las causas feministas encuentran mucha convergencia en las perspectivas ecofeministas. Puedo recomendar a la lectora o lector dos autores clave en estos temas quienes han sido fuente de inspiración para esta reflexión:

Vandana Shiva y Yayo Herrero

· Vandana Shiva: el mayor reto es contra la Estupidez (3.5 minutos de sabiduría pura) https://www.youtube.com/watch?v=TxALgtDruQQ

· Yayo Herrero sobre Miradas ecofeministas para revertir la guerra contra la vida”https://www.youtube.com/watch?v=Zg2eEs5sIhI&t=57s (Este video deleite de mayor duración para atascarse de sabiduría y entendimiento profundo del tema).

Los invito a enamorarse de la vida, y con ello del único sistema de vida: la biodiversidad. Enamorémonos de la salud del planeta, de la interdependencia y de la regeneración.

La autora es fundadora de SVX Mexico empresa B que cultiva inversión de impacto social y ambiental.

Compartir
Laura Ortiz Montemayor
Laura Ortiz Montemayor es Fundadora de SVX. MX consultoría de inversión de impacto en México.