MIA es la mayor empresa en el mercado que hace posible que personas de la base de la pirámide socioeconómica accedan a una vivienda.

Gillermo Jaime Calderón funda Mejoramiento Integral Asistido (Grupo MIA) en 2009 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población menos favorecida. Lo hace a través de soluciones de vivienda que utilizan un modelo de autoconstrucción asistida, capacitación, logística, opciones financieras viables y materiales de la más alta calidad.

Su modelo de construcción llamado Vivienda Progresiva Rural MIA, destaca debido a que la vivienda es construida de arriba hacia abajo, es decir, se divide la construcción de la vivienda en cuatro etapas: en la primer etapa, se construye el techo; en la segunda, la cimentación; en la tercera, los muros, y por último los acabados. En promedio construir una vivienda completa toma entre tres y cuatro años.

Antes de iniciar la construcción se genera una ficha técnica que incluye datos generales, etapa del programa, ubicación, tipo de financiamiento, imagen satelital del terreno y fotografías de las acciones ya realizadas. Esto último, además de mostrar los avances de la obra, permite transparencia en sus procesos. Las etapas de construcción duran días para ejecutarse, el tiempo que las separa depende del esquema de pago.

Los costos por metro cuadrado de una vivienda a cargo de Grupo MIA rondan los dos mil quinientos pesos, a diferencia de una construcción autogestionada en donde superan los diez mil pesos. Las familias que acceden al programa cuentan con diferentes opciones de financiamiento como: crédito, subsidios y fondos filantrópicos.

En 10 años han logrado que más de 23,000 familias tengan acceso a una vivienda. La empresa social opera en ocho estados de la República: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Nuevo León, Tabasco, Baja California Sur y Puebla. En 2018 extendieron operaciones a Centroamérica, específicamente en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Compartir
Susana Montaño
Escribo de lo que realmente me gusta e interesa, pero no te preocupes, mi calificación en Uber es 4.86 😉