Financiamiento, principal desafío de emprendedoras

El poder femenino en el sector del emprendimiento se consolida día con día gracias a la aparición de nuevas empresas con mujeres al frente.

Sin embargo, aún son menos las mujeres que inician un emprendimiento social, ya que enfrentan algunas barreras y desafíos como las demandas sociales y familiares para mantener una vida profesional y personal balanceada.

Para las mujeres, hay menor acceso al financiamiento y cuentan con pocas referencias de modelos de negocios, esto genera desconfianza en sus habilidades y capacidades, aumentando el miedo al fracaso, a la discriminación y prejuicios.

Muchas de las mujeres que tienen emprendimientos sociales a nivel comunitario operan en la informalidad, debido a los entornos empobrecidos en los que radican y a sus bajos niveles de escolaridad.

En dicho contexto son muy pocos los emprendimientos de este tipo que llevan a convertirse en ONGs o empresas sociales.

De activista a emprendedora

De acuerdo a un estudio realizado por British Council en el 2017, titulado “De activista a emprendedora” se encontraron datos positivos, sobre las mujeres que iniciaron o tienen una empresa social como:

  • El 75% expresó haber aumentado su autoestima
  • El 56% de las mujeres entrevistadas expresó que iniciar una empresa social las ha hecho más capaces de tomar sus propias decisiones
  • 64% aumentó su confianza en sí misma.

Otorgar un financiamiento apropiado para las emprendedoras puede contribuir a que formalicen su labor a través de una empresa social.

Con ello, tendrán la oportunidad de generar un ingreso por su trabajo realizado que no ha sido remunerado.

Una de las principales herramientas que utilizan las emprendedoras para resolver la falta de fondos es la aplicación a concursos con capital semilla, como el Premio CEMEX-Tec, una competencia global para emprendedoras, emprendedores y personas con ideas para generar un cambio social positivo.

Mujeres en el Premio CEMEX-Tec

A lo largo 10 años de historia, el Premio CEMEX-Tec ha impulsado a 128 empresas, organizaciones y personas que marcan una diferencia en la sociedad.

En este tiempo el aumento de la participación de las mujeres ha sido muy significativo, pues están creando nuevas empresas y echando mano de todos los recursos disponibles para convertir sus ideas en realidad.

En la edición pasada del Premio CEMEX-Tec 2019, el 46% de las postulaciones recibidas fueron presentadas por mujeres.

Sus perfiles educativos son muy diferentes, lo que quiere decir que no hay un perfil educativo particular que se incline más hacia el empendimiento social. 

A través del Premio CEMEX TEC, las emprendedoras finalistas han accedido a mentoreo, capacitación especializada y vinculación internacional.

 Algunas de las finalistas mexicanas de años pasados fueron: Norma Cerros, quien dirige Womerang; Hayedée Reyes, de En Pro de la Mujer; Xipaki, creado por Ana Belén Hernández Cayetano; y ProTrash, liderado por Andrea Garcia.

Actualmente la edición 2020 del Premio CEMEX-Tec está en busca de emprendedoras y emprendedores dispuestos a aprovechar capital semilla de hasta 25,000 dólares y otros premios como capacitaciones especializadas y acceso a espacios de vinculación para el impulso de sus proyectos.

Para mayor información acerca del Premio CEMEX-Tec y el proceso de inscripción consulta: https://www.cdcs.com.mx/

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here