El camino hacia el Lean Startup

565

Lean Startup: experimentar, fallar, aprender y repetir.

El Lean startup pasó de ser sólo uno de los métodos experimentales de innovación, a convertirse en toda una filosofía con la que ha sido posible desarrollar gran cantidad de negocios.

Una empresa que busca mantenerse siempre en crecimiento y dentro de la competencia debe, sin importar el servicio o producto que desarrolle, saber  que parte fundamental del éxito de la organización recae en la necesidad de seguir aprendiendo.

Es común en algunas organizaciones, intentar establecer criterios de No hay espacio para los errores. Sin embargo, fallar no debería ser visto como un paso hacia atrás, sino como una gran oportunidad para aprender, corregir, mejorar y seguir creciendo.

Eric Ries, autor y pionero del concepto Lean, consiguió gracias a sus años de experiencia en la gestión de generación de nuevos productos, plasmar en el libro “El camino hacia el Lean Startup”, su visión sobre cómo una mentalidad Lean Startup puede adaptarse a cualquier tipo de organización, grandes corporativos, organizaciones del sector social e incluso al gobierno.

Eric Ries

¿Qué es el Lean Startup?

El concepto de Lean Startup se basa en la idea de implementar un sistema en donde se fomenta la experimentación para la creación de nuevos productos. Lo fundamental en este método resulta ser la respuesta que se recibe por parte de los clientes (externo e internos),  acerca de su experiencia con dichos productos.

Los usuarios y sus observaciones del producto a prueba, producirán las  modificaciones que posteriormente serán parte de un modelo final listo para fabricarse en masa.

En algunos casos también podría ser necesario pivotar (mantenerse con el mismo objetivo en una diferente estrategia), decisión que no siempre resultará sencilla pero que es capaz de evitar grandes fiascos comerciales en el  futuro.

Este libro puede ser el indicado para el emprendedor que se encuentra con su proyecto en crecimiento y que tiene la sensación de que la meta sigue lejos de ser palpable. Incluso puede ser de ayuda para ese godín que desea mejorar la situación en su empleo, pero que teme por el tiempo que eso podría tomarle.  

El camino hacia el lean startup se divide en tres partes: la primera nos muestra que las prácticas tradicionales de management no satisfacen las necesidades actuales del cliente; la segunda parte describe paso por paso cómo aplicar el Lean Startup Way;  la última sección permite apreciar las experiencias de un proceso “lean” completado.

Ciclo Lean Startup: lluvia de ideas, construir, medir, analizar, aprender y repetir el ciclo.

Ideas que vale la pena resaltar existen muchas, pero aquí algunas reflexiones que se sienten frescas:

¿Cuántos botones de tu horno de microondas realmente utilizas?

La mayoría de los tableros de microondas tienen más de 20, mismos que son soldados a mano a los circuitos. De los 20 botones existentes, el usuario promedio sólo utiliza 5. Importante resulta desarrollar productos enfocados en el comportamiento que tiene el usuario hacia el producto: Qué es lo que hace el cliente con el producto siempre es una evidencia más clara para respaldar una posible solución.

Crecimiento no es sinónimo de burocracia

el autor propone la creación de un área emprendedora que agilice el desarrollo de nuevos productos, donde existan personas provenientes de distintas áreas dedicadas exclusivamente a generar experimentos basados en el “construir-medir-aprender”, mitigando así la incertidumbre extrema que existe actualmente en áreas de desarrollo, innovación e investigación.

Retorno de la inversión vs Aprendizaje Validado

La contabilidad de la innovación es otra idea sobresaliente dentro del texto, en la cual se propone no evaluar un proyecto de reciente creación en función de los típicos indicadores (VPN, costos, ROI, cuota de mercado), sino con métricas enfocadas al 100% en el cliente: tasa de conversión, ingresos por cliente, ciclo de vida.

El camino hacia el startup es un libro obligado en cualquier biblioteca emprendedora, nos recuerda que la relación cliente-valor la podemos encontrar en todas partes: en el sector gobierno, dentro de grande corporativos, startups, e incluso en tus actividades diarias.

Si Toyota, General Electric y hasta el Gobierno de los Estados Unidos encontraron lecciones aplicables a sus problemáticas, entonces es muy probable que este libro pueda brindarte una visión fresca para ejecutar tu idea sin que parezcas un dinosaurio burocrático.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here