El 19 de abril de 1943, el químico suizo Albert Hoofman ingirió LSD por accidente y experimentó los efectos de este particular suceso, a bordo de una bici. Por ello, muchas personas celebran el 19 de abril el Día Mundial de la Bicicleta, aunque oficialmente y según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es el 3 de junio. 

La bici ha cobrado mayor relevancia en los últimos años. Durante la pandemia por Covid-19 volvió a demostrar su utilidad y trascendencia, repuntando en distintos escenarios, desde lo urbano hasta lo deportivo, pero también en lo concerniente a recreación.

Por ejemplo, en las Big Ideas 2021 de LinkedIn, se expuso que: “Los confinamientos pusieron de manifiesto la conveniencia del teletrabajo, que ha desafiado la noción de que las ciudades tienen que dividirse en zonas separadas: unas para trabajar, otras para vivir. Y permitieron a muchos urbanistas experimentar la vida con menos coches y más bicicletas en las calles”.

O en el informe de Strava 2021, cuya afirmación es sublime: “Las cifras y los logros registrados en Strava dejan claro que, incluso en tiempos de crisis, podemos encontrar esperanza en el deporte y en las comunidades que construimos cuando practicamos actividad física”.

Lo anterior es parte del escenario global; trasladado a lo local, en la CDMX, desde marzo de 2020 y como consecuencia de la pandemia, el uso de la bici creció 221%. Sin embargo, la infraestructura de la ciudad continúa favoreciendo al 29% de la población que se mueve en auto.

¿Qué estamos haciendo mal? ¿Qué podríamos hacer mejor?

Para variar: ¡Sí! Buscamos a emprendedores. 

Distintos entre sí, pero con el común denominador de ser ciclistas y enfocar sus negocios en “la bici”, nos platicaron qué retos han enfrentado, cómo ha impulsado la pandemia el uso de la bicicleta, así como algunos elementos valiosísimos de personalidad a la hora de emprender. 

WatopiaHaus

La tienda de bicis de ruta WatopiaHaus, ubicada en Valladolid 12 bis, en la Colonia Roma Norte, se inauguró el 3 de agosto de 2020. El primer reto al que se enfrentaron, nos dicen, fue la falta de bicicletas y otros productos para poder cumplir con la demanda de las y los clientes.

Para ellos es claro: “Sí, el uso de la bicicleta sin importar que tipo de bici sea, creció. La pandemia benefició al negocio cuando obligó a cerrar gimnasios. La gente buscaba salir a hacer ejercicio y muchos corredores probaron la bicicleta”. Sin embargo, nos cuentan “ya no es un buen momento para invertir principalmente en una tienda, porque la falta de producto aún es bastante y el boom de la bicicleta ya fue”.

Aunque la apertura de WatopiaHaus sucedió en un marco de oportunidad, este emprendimiento se desprende de la conciencia de la bicicleta como un modo de vida, a través del cual se conoce a mucha gente y nuevos lugares.  Como negocio esperan que, en los próximos cinco años, el ciclismo crezca lo suficiente como para que en nuestra ciudad se alcance el respeto real y generalizado por quien lo practica. 

Valores de emprendimiento: Honestidad y calidad de servicio para el cliente, además de  una clara diferenciación respecto a la competencia.

Dr. Cycle Café Taller

Ubicado en Miguel E. Schultz 26 C, en la colonia San Rafael, Dr. Cycle Café Taller, existe desde mayo de 2019. Sus autores, Alejandra Castillo Ortíz y Benjamín Piña Alvarado, describen su negocio como “un café con taller de bicicletas (o un taller de bicicletas con café)”, donde reparan bicicletas, venden refacciones y accesorios de bicis, además de café en grano y preparado, pan, repostería y algunos alimentos salados.

El reto al que se enfrentaron durante la pandemia fue la escasez de refacciones, cuya demanda incrementó debido a que mucha gente rescató y restauró sus bicicletas al verlas como un modo de transporte con bajo o nulo riesgo de contagio. En el proceso, también aprendieron a emplayar para garantizar entregas a domicilio.

“El boom de la bicicleta como mejor opción de transporte nos benefició en un principio, aunque eventualmente surgieron muchos talleres alrededor”. No obstante, nos cuentan, califican como positiva la existencia de estas nuevas opciones, afirmando que los emprendimientos enfocados en bicis “son oportunos porque hoy está creciendo la infraestructura, así como la gente usuaria de la bici”. 

Como emprendedores se decidieron por la bicicleta porque llevan más de 20 años siendo ciclistas: constituye una pasión, en la que la bici es  “un medio de liberación, de independencia, libertad de movimiento, ahorro económico y autonomía”. Dentro de los próximos cinco años, como emprendimiento esperan que “aumente el uso de la bicicleta y, como consecuencia, la demanda de servicios mecánicos, su oferta y que la gente aprenda a reparar sus propias bicis”. Como ciclistas, añaden “crecerá la oferta educativa al respecto” y, si eso pasa, se ampliará la infraestructura ciclista y ocurrirá la normalización de la bici como medio de trabajo, dejando atrás (aunque no en el olvido), su solo aspecto recreativo. 

Valores como emprendimiento: Valentía para emprender, para aceptar fracasos, críticas y volver a empezar. Amor por lo que se hace, pues eso alimenta los propios sueños y porque se proyecta en lo que entregas. Honestidad, con uno mismo y con el cliente, sabiendo que lo que se ofrece es lo que realmente se necesita.  

La bici como estilo de vida

Es así que, aunque de manera informal la bici sea celebrada el 19 de abril y de manera oficial, se haya estipulado al 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta, lo cierto es que, para algunos, es un modo de vida sin importar la fecha.

Por eso si te gustó esta nota, te invito a seguir mi blog Rodada 2.0, donde podrás leer más información en torno a la bicicleta, y si tienes un emprendimiento que requiera de reparto sustentable, te recordamos nuestra entrevista a CoopCycle.

¿Y tú? ¿Ya te subiste a la bici? ¡Feliz Día Mundial de la Bicicleta!

Compartir
Colaboradora en Disruptivo.tv. Fundadora y editora del blog Rodada 2.0 porque el mundo sería mejor si más personas se movieran en bici. Creo contenido y me gusta el pan de elote.