Después del COVID-19 la competencia será más digital

277

La economía se digitaliza rápidamente. Para nadie es un secreto que el éxito de las empresas más grandes del mundo está íntimamente ligado con el desarrollo digital.

Las plataformas y sitios de ventas en línea crecieron, se posicionaron y/consolidaron porque representan la solución para millones de personas durante la emergencia sanitaria por COVID-19.

¿Quién no ha pensado que durante esta cuarentena gastará menos a causa del encierro y cada mes ve su estado de cuenta repleto de cargos por compras en línea?

De repente, todos necesitamos aditamentos para ejercitarnos en casa o una nueva aspiradora para mantener nuestro nuevo espacio de trabajo limpio, o simplemente una silla que no nos lastime la espalda después de ocho horas continuas de trabajo.

Las tiendas en línea son la herramienta número uno de muchos para volver la cuarentena y el trabajo en casa un poco más placentero. Prueba de esto es que Amazon aumentó sus ingresos del segundo trimestre en 40% respecto al año anterior, a 88.9 mil millones de dólares.

La crisis sanitaria ha dado un importante impulso a la digitalización de los mercados.

De acuerdo con un estudio de McKinsey, en cuestión de ocho semanas hemos dado un salto de cinco años en la adopción de medios digitales por parte de consumidores y negocios. Esto debido a la necesidad de adoptar el distanciamiento social como política a nivel global y a la facilidad de utilizar los medios digitales para realizar acciones cotidianas, como hacer las compras de la semana.

Además, en el mismo estudio, establece que el 75% de los nuevos usuarios de medios digitales indicaron que continuarán usándolos cuando las cosas vuelvan a la normalidad. Estos datos nos pintan un panorama bastante claro de la forma en la que ahora interactuamos los consumidores con las empresas. 

Estos cambios ponen sobre la mesa un reto en común para las empresas, emprendedores y autoridades: garantizar que los consumidores tengan siempre las mejores opciones de bienes o servicios con la mejor calidad. Para ello se necesitan dos ingredientes esenciales: competencia e innovación. 

Las autoridades de competencia, como la COFECE, ven en los mercados digitales espacios que requieren de flexibilidad para innovar y que llegaron para quedarse. En ese sentido su reto es vigilar activamente que los marcos regulatorios o proyectos de normativa relativa a estos mercados promuevan la competencia y faciliten espacios para que nuevas empresas puedan surgir y reinventar los mercados.

Otro reto importante implica vigilar que las empresas pequeñas no solo puedan entrar, sino también prosperar en mercados dominados por unos cuantos actores. Solo así se podrá garantizar que empresas grandes que por años han dominado mercados específicos, sientan la presión competitiva de nuevos actores con ideas frescas para el consumidor y se propicie la competencia. 

Para las empresas y los emprendedores será cada vez más importante invertir en el desarrollo de nuevas formas para ofrecer sus productos y servicios.

La implementación de ideas disruptivas cobra más relevancia que nunca, por un lado, porque los consumidores identifican los beneficios de las compras en línea, el poder comparar entre muchas empresas que ofrecen los mismo productos o servicios, lo que permite exigir cada vez más un extra en el producto o servicio que están buscando.

Por otro lado, porque la cuarentena obligó a todos a descubrir o redescubrir el servicio a domicilio y lo mucho que te facilitas la vida al poder programar en el supermercado de tu preferencia, los alimentos que quieres recibir al día siguiente, por ejemplo, o realizar el pago de la renta por medio de transferencia bancaria desde un celular sin necesidad de invertir tiempo y recursos en traslados.

Estas herramientas que permiten realizar actividades cotidianas de manera sencilla se han convertido en una necesidad y quienes ya las utilizan difícilmente van a dejar de hacerlo, por ello, ofrecer opciones que transformen la experiencia de los consumidores a través de la tecnología, será cada vez más una herramienta indispensable para ganar la preferencia del cliente.

Así, al emprender, al transformar un modelo de negocios, al crear un nuevo canal de venta o distribución para llegar a tus clientes, o al diversificar el tipo de productos que se ofrecen en el mercado creas competencia, y esto permite que los usuarios nos beneficiemos y que la economía se recupere más rápido.

En la COFECE estamos interesados en conocer las historias de éxito de ideas que hayan incrementado la competencia en los mercados, ¿conoces alguna? Compártela en https://www.cofece.mx/emprendiendo-creo-competencia

En nuestra siguiente nota presentaremos las mejores ideas de emprendimiento recibimos y cómo éstas han beneficiado a los consumidores con su existencia.

Te invitamos a conocer más sobre competencia económica en www.cofece.mx y a seguir nuestras redes sociales para estar atento a lo que desde la COFECE se realiza en beneficio de los emprendedores de México.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here