¿Conviene emprender vía el régimen de incorporación fiscal?

337

Por: Andrés Garza

Te has preguntado alguna vez ¿cuántas personas trabajan de manera informal en México? Realmente te sorprendería saber que durante el primer trimestre del 2018 sumaron 30 millones de personas que trabajaban de manera informal de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que realizó el INEGI.

Para tratar de hacer un cambio e incentivar a todas esas personas que trabajan de manera informal en nuestro país se incorporó hace algunos años el Régimen de Incorporación Fiscal (también conocido como “RIF”), con la idea de que estas personas formalicen y regularicen su situación fiscal.


Generalmente son emprendedores y pequeñas empresas quienes se encuentran en esta situación y con el objetivo de promover la cultura de legalidad, el RIF ofrece muchos beneficios que abre puertas al crecimiento de sus negocios y empresas, dando apoyos financieros y exentando el pago de impuestos.

¿Qué beneficios tiene para ofrecer el RIF?

Las personas que formen parte de este régimen tendrán beneficios respecto al Impuesto Sobre la Renta (ISR) por un periodo de 10 años, lo que les permitirá exentar el 100% del pago en el primer año de sus actividades. Este descuento bajará un 10% por cada año que pase hasta que se cumplan 10 años desde la fecha en que ingresaron a este régimen.

Para aterrizarlo en palabras más sencillas, imaginemos que tenemos cinta adhesiva en nuestras manos. La primera vez que la usas pegará el 100% porque es nueva y nunca se ha usado, pero si la despegas de su lugar y tratas de volverla a usar, no va a pegar como la primera vez. Esto es porque el pegamento que tenía se fue consumiendo por el uso que le diste y pasará así cada vez que la pegues y despegues, poco a poco irá perdiendo fuerza hasta que después de un número determinado no se podrá pegar. Bueno, pues algo parecido pasa con el beneficio que se otorga formando parte del RIF. Al principio se exenta el 100% pero irá disminuyendo por cada año solo que no será el mismo porcentaje que el año anterior y eventualmente llegará un punto en el que no tendrás porcentaje por exentar.

Ahora por otro lado, el RIF te permite emitir facturas electrónicas y recibir pagos con terminales bancarias, lo que te ayudará a acercarte a los consumidores pequeños y al mismo tiempo a las grandes empresas con quienes puedas llegar a tener una relación de trabajo.

¿Quiénes pueden ser parte de este régimen?

La pregunta del millón de dólares, ¿no? Es importante que sepas que no todos pueden ser parte del RIF. Únicamente podrán entrar aquellas personas físicas que realicen actividades empresariales que no requieran título profesional para su realización (por ejemplo una papelería, un salón de belleza, una dulcería, entre otros. Además, sus ingresos no podrán exceder de 2 millones de pesos en ingresos anuales.

En caso de que quieras obtener más información sobre los beneficios y obligaciones del RIF haz click aquí.

Si estás interesado en formar parte de este régimen acude a las oficinas del SAT que corresponda a tu estado  y si quieres ahorrar tiempo, puedes agendar tu cita por internet haciendo click aquí.

Si tienes alguna duda en los aspectos jurídicos que le darán mayor probabilidad de supervivencia a tu startup, puedes contactarnos a través de nuestra página web komenko.mx o en Instagram, Facebook y Twitter bajo el usuario “KomenkoMX”.

Compartir
Disruptivo
Disruptivo.tv es el sitio con más información sobre emprendimiento social, innovación, negocios de impacto y startups. Si quieres emprender, entonces encontrarás toda la información que necesitas.