Cómo convertir tu pasión en un negocio de impacto social

800

Las empresas sociales combinan pasión y ganancias al generar un impacto positivo directamente en el modelo de negocios, y están en aumento. Los consumidores destinan su dinero, cada vez más, para apoyar a las empresas que tienen una misión.

Una investigación reciente realizada por Deloitte muestra que el 56% de los clientes en Estados Unidos no comprarían una marca que perciban como poco ética, y el 86% de los Millennials creen que el éxito de la empresa debe medirse por algo más que el rendimiento financiero final.

Desde Kenia y México hasta los EE. UU. Estos cinco fundadores de empresas con impacto social comparten sus historias y secretos para el éxito.

Stella Sigana

Dueña y Fundadora de Alternative Waste Technologies (AWT)

Alternative Waste Technologies -tecnologías alternativas de residuos -es una empresa social en Kenia, que garantiza la seguridad mientras se cocina y reduce el impacto del cambio climático de los combustibles tradicionales, mediante la fabricación de ladrillos de carbón vegetal como alternativa al uso común del carbón y la leña, que contribuyen a la contaminación del aire.

La compañía también crea oportunidades de empleo para jóvenes que no asisten a la escuela, como un camino para convertirse en los dueños de las empresas en las que trabajan, ofreciéndoles empleos y asegurando que se gradúen para convertirse en propietarios de franquicias.

Kenia está experimentando una rápida urbanización con una tasa de crecimiento anual de más del 4% en todas sus ciudades importantes, con el 70% de la población establecida en asentamientos precarios. Dado que cocinar es una actividad importante en cualquier hogar, el carbón es quemado en cada uno de ellos.

El objetivo de AWT es mitigar el cambio climático y la deforestación, fenómenos en aumento en Kenia, mediante la recolección de desechos agrícolas de las granjas y el polvo de carbón de los asentamientos, para reciclarlos y producir bloques de combustible conocidos como ladrillos. Esta especie de ladrillo funciona mucho mejor que el carbón y la leña tradicionales porque no producen humo, no desatan chispas cuando se encienden, tienen un alto valor calorífico, se queman más y ofrecen una buena relación calidad-precio.

Sigana, que creció en un hogar de clase media en Nairobi, dice que solía “ver a los barrios pobres de Kibera desde la distancia”. Se dice que es el barrio pobre más grande de África, con una población de 500,000 habitantes en un terreno de 2,3 kilómetros cuadrados ”.

Su curiosidad por la vida, llevó a Sigana a trabajar en el corazón de los barrios pobres de Kibera, lo que despertó su interés en la gestión de residuos. A través de la investigación y el estudio, descubrió las briquetas de carbón.

Para los aspirantes a emprendedores sociales, Sigana ofrece este consejo:

“No vea los problemas sociales como proyectos de cortar y pegar”. Asegura que un emprendedor debe de darse tiempo para comprender las necesidades particulares de las comunidades para las que desea desarrollar una intervención. El hecho de que un proyecto funcionó en un área no significa que funcionará automáticamente en otra.

“Hable con los miembros de la comunidad, obtenga su participación y los invita a pensar como una organización sin fines de lucro, pero a actuar como una corporación”.

Alejandro Souza

Fundador y CEO de Pixza

Pixza vende la primera pizza de maíz azul del mundo hecha con ingredientes 100% mexicanos. El aspecto social del negocio es que también combate la falta de vivienda en México.

Por cada cinco rebanadas vendidas, se entrega automáticamente una sexta rebanada a los adultos jóvenes sin hogar que luego tienen la oportunidad de unirse al programa “La Ruta del Cambio”, en el que reciben una ducha, un corte de cabello, un examen médico y una camiseta limpia. Aquellos que se gradúan del programa reciben una oferta de trabajo de su pizzería local, así como la oportunidad de vivir en su propio apartamento y trabajar con un entrenador personal para establecer e implementar un plan de vida.

“Pixza es una plataforma de empoderamiento social disfrazada de pizzería”, dice el fundador mexicano y CEO de Pixza, Alejandro Souza, de 31 años.

El problema social es la falta de oportunidades sociales, económicas y de reinserción para niños de 17 a 25 años, quienes no tienen hogar, no tienen acceso a educación formal, fueron abandonados por sus familias y en algunos casos tienen antecedentes de abuso de drogas y / o antecedentes penales.

“Es muy difícil para estos niños encontrar oportunidades de empleo formales y tener una segunda oportunidad. En Pixza, les ofrecemos trabajo y un entrenador personalizado que los ayuda a desarrollar un plan de vida profesional y personal, así como incentivos financieros, apoyo y educación formal para que puedan seguir aprendiendo”.

Estos son los consejos de Souza para quienes quieren ser emprendedores sociales:

1.- Reconoce que puedes cambiar el mundo. Todo lo que haces, piensas o dices tiene un impacto y lo mismo ocurre con todo lo que dejas de hacer. Ten el ego suficiente para saber que puedes cambiar el mundo, pero la humildad para entender que no lo puedes hacer solo. Entonces, ten el coraje suficiente para actuar.

2.- Tómate el tiempo para descubrir tu genio interior. Necesitas saber quién eres y qué quieres hacer en este mundo. Todo esfuerzo y sueño empresarial tiene que venir de ese espacio único de lo que te apasiona. ¿Cuál es tu sueño? ¿Cuál es tu marca única en este mundo?

Descubre tu “gran por qué”. El gran por qué es tu pasión. Sin sentido ni pasión, nadie va a creer en tus ideas.

Kennedy Lamwenya

Fundador y CEO de SunPoynt Energy

SunPoynt Energy es una compañía establecida en Kenia que ofrece servicios de electricidad básica a través de energía solar. Su sistema permite que las familias tengan televisión, teléfonos móviles y luz dentro de las casas.

Solo el 39% de los kenianos tiene acceso a las noticias, y un porcentaje aún menor de niños tienen luz para estudiar durante la noche. El suministro de energía confiable de SunPoynt lleva conocimiento y educación a las áreas sin acceso a la red eléctrica.

Desde su lanzamiento a mediados de 2015, SunPoynt ha proporcionado sistemas de televisión a más de 77,000 personas en las zonas rurales de Kenia y ha aumentado las ventas en más del 50% cada año. La compañía también ha ahorrado 500 toneladas de emisiones de carbono al reemplazar las lámparas de queroseno con energía solar. El 70% de los niños en hogares de SunPoynt ha reportado mejoras en los grados escolares.

“Gracias a los rayos solares y la tecnología móvil, los clientes de SunPoynt pueden iluminar sus hogares, cargar sus teléfonos y sintonizar la radio y la televisión desde la comodidad de sus hogares, sin tener que preocuparse por las facturas de electricidad o hacer viajes peligrosos a través de largas distancias para llegar a estaciones de carga”, afirma Kennedy Lamwenya. “Pueden hacer todo esto con solo presionar un interruptor por menos de lo que solían gastar en queroseno.”

Al crecer en las zonas rurales de Kenia, Lamwenya experimentó de primera mano el desafío de tener que depender del queroseno para iluminar el hogar, incluidos la irritación que sufrían sus ojos y quedarse sin combustible antes de que pudiera completar sus estudios. También vio cómo sus padres estiraban sus pequeños ingresos para asegurarse de que compraban suficiente queroseno para la familia.

Cuando se graduó de la universidad, prometió convertirse en el cambio que quería ver, asegurando que los niños de las escuelas rurales tendrían acceso a energía solar limpia.

Lamwenya ofrece los siguientes consejos para todos los emprendedores:

Haz un plan. Independientemente de cuán grande sea tu idea o el servicio que ofrezca, si no has determinado a fondo quién es tu cliente ideal, cuánto dinero gastarás mes a mes y cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo, lucharás más y más a medida que tu empresa crezca.

Utiliza la tecnología. A pesar de que invertir en tecnología puede parecer un gasto del que se puede prescindir, a la larga, perjudicará a tu empresa si no lo haces. Ya sea una aplicación de contabilidad o una suscripción a sitios web que te ayuden a obtener los documentos legales correctos y a firmarlos en línea. La tecnología adecuada puede ahorrarte tiempo y dinero.

Mercado al cliente correcto. Uno de los errores más grandes que cometen las nuevas empresas es identificar la base de clientes incorrecta, anunciar en el lugar equivocado o diseñar un sitio que apague a los usuarios. Es fácil suponer que un buen producto es todo lo que necesitas, pero no es del todo cierto. Se necesita una gran comercialización para alimentar un producto o servicio.

Generar presencia online. Del mismo modo que es importante promocionar tu empresa al público adecuado, también es necesario tener una fuerte presencia en línea. Si tu sitio web tiene demasiado texto y es difícil de navegar, o si no está difundiendo su contenido a través de las plataformas de redes sociales adecuadas, nadie sabrá de tu producto.

Construye un gran equipo. Uno de los peores hábitos que puede tener un emprendedor es confiar sólo en sí mismo cuando se trata de dirigir a la empresa. Es fácil querer controlar todos los aspectos, desde la financiación, la recaudación de fondos y la creación de contenido, hasta el marketing y las redes sociales. Tienes que replicarte en otros y renunciar a un poco de control.

Russ Jundt

Fundador de Conserva Irrigation

La mayoría de los propietarios de inmuebles no se dan cuenta de que el sistema de riego representa el 59% del consumo de agua de una casa y que se desperdicia más de la mitad del agua consumida. De hecho, solo en los EE. UU. 1,5 billones de galones  se desperdician diariamente a través de sistemas de irrigación ineficientes. Con menos del 1% de la superficie de la Tierra cubierta de agua dulce utilizable, los estadounidenses, sin saberlo, están desperdiciando una enorme cantidad de los recursos más limitados del mundo mientras acumulan sus facturas de agua.

Conserva Irrigation es la primera compañía nacional de riego en los Estados Unidos comprometida con la conservación del agua. Mediante el uso de su proceso de evaluación patentado y la tecnología de eficiencia de agua de The Toro Company, pretende revolucionar la forma en que regamos el paisaje del mundo.

Con Conserva Irrigation, el propietario promedio ahorra 33,000 galones de agua por mes y entre el 40 y 60% en sus facturas mensuales de agua.

Edwin Yakhama

CEO y cofundador de Usalama

Los servicios de emergencia en África son tan poco confiables que la mayoría de las personas ni siquiera se molesta en usarlos. La principal causa de muerte en una emergencia es un tiempo de respuesta lento por parte del proveedor. Una de cada tres personas en África pierde la vida debido a la deficiente infraestructura que presentan estos sistemas, lo que incluye el acceso a ambulancias, personal de seguridad, oficiales de policía y asistencia en carretera. En Kenia, por ejemplo, el servicio nacional 911 no se mantiene adecuadamente. La llamada puede no pasar y la ayuda a menudo nunca llega.

Con solo 23 años, el keniano Edwin Inganji Yakhama se dispuso a resolver este problema fundando Usalama Tech Group. Usalama, mejor conocida como “el Uber de los servicios de emergencia”, es una aplicación de botón de pánico que conecta a los usuarios con los proveedores de servicios de emergencia más cercanos y permite a los usuarios dar seguimiento del progreso del vehículo. El sistema funciona como un modelo basado en suscripción, lo que garantiza que los proveedores lleguen a la ubicación exacta del solicitante en menos de dos minutos.

“Cuando se trataba de apuntar a los proveedores de servicios de emergencia, queríamos alejarnos del gobierno, ya que son la causa del problema”, dice Yakhama. “En cambio, decidimos trabajar con el sector privado y las ONG, incluidas las empresas de ambulancias, las empresas de seguridad, las organizaciones que luchan contra la violencia de género y las empresas de rescate en las carreteras”.

Yakhama comenzó a desarrollar Usalama con amigos durante el segundo año de universidad, después de que sufrió una experiencia terrible durante su primer año. Al regresar a casa desde la escuela en Nairobi, fue atacado y robado por cuatro hombres, uno de los cuales estaba armado. El ataque terminó con Yakhama preguntándose “¿Qué pasaría si me hubieran disparado y no hubiera nadie para ayudar?”

Las tasas de criminalidad en Nairobi y otras ciudades africanas están en su punto más alto a medida que aumenta el costo de vida. Además del asalto, la violación, el secuestro, el robo a mano armada, el robo de autos, la violencia doméstica y el hurto son las principales preocupaciones de sus habitantes. “Nos dimos cuenta de que al encontrar una manera eficiente de conectar a las víctimas con los proveedores de servicios de emergencia, podríamos reducir el daño o evitar que la situación se produzca”, explica Yakhama.

Yakhama alienta a los posibles emprendedores sociales a asegurarse de que comprendan la necesidad fundamental que enfrenta su sociedad para elaborar la solución correcta.

Esta nota fue traducida de su publicación original en la edición web de Forbes

Compartir
Karla Wadgymar
Me gusta decir que cuento historias profesionalmente pero las personas que me conocen insisten en que soy fotógrafa, productora audiovisual, entusiasta del marketing digital o creativa de nacimiento. La verdad es que no veo la diferencia entre esos roles y la magia de contar historias. Soy comunicóloga egresada de la Universidad La Salle y he trabajado en producción audiovisual para Fox Sports, Toyota, Revista Fernanda, Líderes, Cocina Vital, Volvo, entre otros. Actualmente soy la Coordinadora Global de Marketing en Hult Prize Foundation y estudio Guionismo en el Centro de Capacitación Cinematográfica. Contar historias de impacto social hace click en muchos sentidos de mi vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here