Club Social de Costura: “La filosofía de la sustentabilidad es entender que todo lo que hacemos tiene su efecto”

El Club Social de Costura surge de la unión de dos emprendimientos textiles que toman como eje principal la sustentabilidad. Dacal, proyecto de indumentaria que se propone diseñar y enseñar teniendo en cuenta el cuidado de los recursos utilizados y bajo una modalidad de trabajo colaborativo. Fauna Brava, espacio donde fabricar juguetes amigables con el medio ambiente es una excusa para jugar. Flor, fundadora de Dacal, y Romina, creadora de Fauna Brava, se conocieron en una feria de consumo responsable y decidieron unir sus emprendimientos para crear un nuevo proyecto. Cuando comenzaron con el Club Social de Costura eran pocos los que hablaban de sustentabilidad en el universo del diseño textil y de indumentaria. Ellas lo explicaban como “una segunda oportunidad a los materiales”.  Hoy definen su trabajo como diseño inclusivo, una propuesta de enseñanza que rescata el valor de la experiencia colectiva. Diseñadores sustentables que buscan reformular sus prácticas y compartirlas a través del encuentro con otros.

Una fría tarde de invierno en Buenos Aires visitamos El Camarín de las Musas, centro cultural ubicado en los límites del barrio de Palermo. En este espacio suceden los encuentros del Club Social de Costura, bajo consignas como “Repará tu abrigo”, “Reciclá tu camisa”, “Coser un buzo”, “Hacé tu calza” o “Hacé tu alfombra”. Nos recibieron Flor y Romina, junto a Leonardo Daiuto, productor cultural que participa del proyecto.

club social de costura logo

Disruptivo: ¿Qué es el Club Social de Costura?

Romina Palma: “Fabricamos, somos diseñadores sustentables. Eso significa que trabajamos de otra manera, con otros valores. En el caso de Flor trabaja con reciclado, y en mi caso trabajo con tejidos naturales.  Tengo un sistema de producción de residuo cero.”

Flor Dacal: “De la unión pudimos crear este proyecto nuevo, que reúne esta nueva manera de enseñar que tiene que ver con acercarse directamente a coser, trabajar con las telas y los materiales, y poder darle ese impulso que se animen a empezar, y que después se sientan capaces de emprender sus búsquedas textiles.”

 D: ¿Cuáles son esos valores que nos cuentan promueven en el Club Social de Costura?

R: “Nosotros decimos que es diseño inclusivo. Entonces el que quiere aprender nos dice qué quiere aprender. No vamos con la oferta de lo que vamos a enseñar, sino que le ofrecemos lo que necesita.”

Leonardo Daiuto: “Trabajamos colectivamente, por eso decimos que no son clases, sino encuentros. Si bien te vas a llevar un conocimiento, te vas a llevar también una experiencia colectiva, te vas a llevar otra manera de acercarte a los materiales y a la técnica.”

R: “El objetivo final no es hacer muñecos, sino todo el traspaso y la experiencia que te llevás en ese momento de confección.”

L: “Lo que queremos es que se genere un centro donde pasan cosas textiles.”

D: ¿Qué los impulsó a crear este proyecto?

R: “Nos conocimos en una feria de consumo responsable. Éramos ochenta emprendimientos que trabajábamos con reciclado, sustentables. Así nos conocimos con Flor, y nos hicimos amigas. Crecimos con todo esto. Vimos las herramientas concretas que nos dio, y vimos cómo fue creciendo esto. Cuando nosotras empezamos teníamos que explicar qué era la sustentabilidad, y el reciclaje. Explicarlo románticamente como una segunda oportunidad a los materiales, para que no sea reciclaje porque el reciclaje en ese momento no estaba tan aceptado como ahora. Hoy, después de varios años se puede hablar de sustentabilidad porque más gente lo entiende, y de reciclaje, y de buenas prácticas ambientales. Tenía que ver con eso: incorporar el reciclaje como una práctica habitual. Nosotros acá en el club enseñamos reciclando, incentivamos a que traigan sus materiales para reciclar.”

L: “Incorporamos materiales. Compramos ropa usada. Hacemos una búsqueda de materiales vintage, que están dando vueltas y están escondidos. Les damos el uso para el que fue creado el material o le damos otro uso.”

F: “Tiene que ver con las ideas, con el método. Con las ganas que se genere. Con perder el miedo a la máquina y animarse más a ser uno mismo. Todo eso tiene que ver con la filosofía de la sustentabilidad, que es entender que todo lo que uno hace tiene su efecto. En este caso es mucho más visible cuando, por ejemplo, agarrás un pedazo de tela y lo convertís en un estuche.”

D: ¿Qué ideas o conceptos nos podemos llevar del taller?

F: “El hacer uno mismo es la sensación más visible que experimentan, porque es el orgullo de descubrir lo que uno puede hacer.”

L: “El trabajo colectivo. O sea, juntarnos para hacer algo, un proyecto, una idea.”

R: “Te llevás la responsabilidad. Porque uno se va de acá y es consciente de lo que está consumiendo, cómo consume, de qué manera. Te vas y después vas a elegir de otra manera, vas a mirar el interior de tu ropa, te vas a preguntar quién lo fabrico. De acá te llevás información y un poco de consciencia.”

L: “También te podemos ayudar a que desarrolles tu marca. Llevar adelante tu marca. Esa también es un poco la idea del Club Social de Costura.”

R: “Para mí la satisfacción más grande y creo que es por lo que armamos el club, es porque vivo de lo que me gusta. Tengo la posibilidad de vivir de lo que realmente amo y está buenísimo eso poder compartirlo. Creo que un poco nuestro ejercicio es ese: que puedas creer que vivir de lo que te gusta y te hace feliz es posible.”

club social de costura flyer 2 - copia

 

 

Compartir
Juan Manuel Badaloni
Licenciado en Comunicación Social, docente, periodista y productor de contenidos multimedia. Trabajo como profesor en colegios de nivel medio, enseñando materias como “Tecnología y Sociedad”, “Construcción de la Ciudadanía” y “Comunicación, Cultura y Sociedad”. Desde el año 2007 soy parte de FM La Tribu. Soy parte de Disruptivox, emprendimiento con el que impulsamos la innovación social en red. Cumplo el rol de tallerista y coordinador de comunicación.