Cinco preguntas para crecer como emprendedor

953
preguntas

Enfrentarte a las preguntas difíciles es la mejor manera de crecer como emprendedor

A tan sólo unas semanas de que termine el año, este es el mejor momento para hacerte las preguntas difíciles sobre tu carrera profesional y tu destino como emprendedor:

1. ¿Cómo te sentirías si estuvieras en exactamente la misma posición a esta altura del próximo año?

¿Qué sientes cuando piensas en permanecer en tu misma posición durante un año más? ¿Ansiedad? ¿Felicidad? ¿Preocupación? Esta pregunta te permite comenzar a analizar tus supuestos sobre el futuro, incluyendo aquellos que no estás reconociendo de manera explícita. Puede que estés contento actualmente pero el pensar que estarás un año más igual te pone tenso o te ayude a darte cuenta de que parte de tu comodidad depende en la idea de que hay mejores oportunidades por venir.

2. ¿Cuánto has avanzado con tus propósitos de este año?

¿Cuáles eran tus planes para el año y cuánto has hecho para completarlos? Probablemente han cambiado muchas cosas desde Enero y ahora es un buen tiempo para revisar tus metas personales y profesionales. Si hay elementos de tu lista de pendientes que no has completado pregúntate porqué, ¿tal vez subestimaste el tiempo o el esfuerzo que requerían? ¿Cambió tu situación personal o profesional? ¿O simplemente esa meta no era tan importante? Para aquellos objetivos que aún quisieras lograr todavía tienes un tercio del año, así que piensa como puedes enfocarte para lograrlos.

3. ¿Qué tan preparado estás para buscar trabajo?

Para esta pregunta no importa si pretendes cambiar de trabajo o no. La pregunta es si estás listo en caso de que decidieras buscar nuevas oportunidades (o tuvieras que hacerlo). La vida pasa y eso incluye recortes, cambios de ciudad, y la vacante de tus sueños. Esto implica tener actualizado tu Curriculum y LinkedIn, seguir conociendo gente en tu industria y ahorrando un pequeño fondo de emergencia. Si por alguna razón no estás listo, estas próximas semanas te dan una buena oportunidad de hacerlo.

4. ¿Qué cambio podrías hacer de manera personal para mejorar tu vida profesional?

Siempre es fácil encontrar cosas que están mal en tu vida profesional — te pagan poco, odias a tus colegas, pasas mucho tiempo en el tráfico, etc.—  pero enfocarte en esos factores no te va a ayudar a cambiar tu situación. Usa el tiempo restante del año para tomar control de tus circunstancias y tomar pasos concretos. Puede ser tan dramático como buscar un nuevo trabajo o tan pequeño como comenzar a meditar. Lo importante es que hagas algo específico al respecto.

5. ¿Lo que estás haciendo hoy está ligado a lo que quieres hacer mañana?

Probablemente la pregunta más difícil. Te obliga a pensar en tu carrera profesional en un contexto más amplio y pensar menos en cómo te sientes actualmente y más sobre cómo contribuye esta experiencia profesional a tu futuro. Esto implica desde reconocer que a pesar de que no te encante lo que estás haciendo (trabajo administrativo, tu año de servicio social, etc.) tal vez sea un paso necesario para donde quieres llegar (ser gerente de proyecto, pediatra, etc.).

Si decides que aunque te encante tu trabajo, esté no te llevará a lo que quieres para el futuro es una buena oportunidad para revisar qué es más valioso para ti. O incluso darte cuenta que no tienes ni idea de lo que quieres en el futuro (y que eso está bien) y que necesitas pensar más las cosas antes de tomar decisiones importantes.

¿No te gustaron tus respuestas?

Muchas veces importa menos lo que te hayas auto respondido y más el que reflexiones sobre los siguientes pasos de tu carrera profesional. Aún quedan unas semanas antes de terminar el año, aprovecha estas preguntas y prepárate para sacarle jugo al siguiente.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here