¿Cómo es la cultura de tu emprendimiento?

1483

Contar con el talento adecuado es una condición imprescindible para el desarrollo del emprendimiento en una comunidad. En latinoamérica, el reclutamiento de talento en startups ha crecido significativamente en los últimos 5 años, pero ser parte de una startup aún es difícil. Es en su mayoría trabajo arduo, lágrimas y algunas alegrías.

La generación de los millennials, que representa la fuerza de trabajo más solicitada por las startups, prefiere apoyo en su crecimiento profesional, responsabilidades que tengan impacto en el crecimiento de la empresa, una oficina con amenidades y espacios abiertos, mayor flexibilidad con su tiempo y algunos otros beneficios; antes de una compensación alta en una compañía extremadamente restrictiva.

Casi 9 de 10 (87%) millennials que participaron en la Encuesta de Deloitte de Millennials de 2016, dijeron que “el éxito de un negocio debe ser medido en más términos que únicamente el desempeño financiero”, según la revista Fortune.

La retención del talento en las startups es un reto a nivel global y es por esto que enfatizamos en la importancia de que cada empleado esté empoderado, motivado, con flexibilidad de tiempo, responsabilidades relevantes y sintiendo propio el trabajo que realiza para evitar roces innecesarios pues en etapas tempranas, cada persona contratada juega un rol dentro de la cultura organizacional, por lo cual es vital establecer reglas y valores desde un principio.

¿Cómo crear una cultura organizacional fuerte en tu startup?

Según Entrepreneur puedes tomar estos 6 factores claves para la creación de una cultura organizacional fuerte en tu startup:

  1. Define un propósito para tu startup: Para crear ese propósito, entiende el “por qué” de la organización. ¿Qué (o a quién) sirve tu negocio? La que sea tu respuesta, debe ser auténtica, inspiracional y aspiracional.
  2. Define un lenguaje común, valores y estándares: Para que la cultura sea exitosa, todas las personas de la compañía deben hablar el mismo lenguaje y estar en la misma página acerca de cuáles son los valores que tiene la misma, estos valores y un conjunto de estándares que midan cómo se están respetando esos principios.
  3. Lidera con el ejemplo: La cultura se forma a través de las acciones de los líderes de una compañía. Cada uno de ellos necesita reflejar interna y externamente los valores de la compañía y ser sus mejores representantes. Como líder, necesitas liderar con el ejemplo y ser completamente transparente.
  4. Identifica tus embajadores culturales: Todas las compañías los tienen: empleados que viven, comen y respiran la cultura y ayudan a otros a entender quién eres como organización y qué te define. Estos empleados son tus mejores representantes porque aman lo que hacen y la compañía tanto como el fundador.
  5. Sé sincero y comunícate siempre: Todos los empleados deben entender la cultura y por qué es importante preservarla. Tener conciencia de la organización y la comunicación será esencial cuando la cultura esté fallando. La cultura no tiene que estar perfectamente empaquetada, pero tu comunicación y honestidad nunca deben fallar. Si la gente no confía en ti, no tendrás una buena base cultural.
  6. Trata bien a las personas: Como líder de la compañía, necesitas tratar bien a tus empleados, de otra manera no será fácil mantener la cultura que estás tratando de establecer si tienes una tasa de retención baja.

Para llegar a crecer exponencialmente con una cultura organizacional positiva, todos los involucrados deben estar en la misma página. A medida que el equipo crece, será más difícil mantener a todos los integrantes alineados con los valores y así seguir con la compañía en un curso fijo. Lo que se debe tener en cuenta es que al final del día, lo bueno y malo que pasa dentro de la startup es generado por las personas que trabajan en ella.

La cultura no es comida gratis, buenas fiestas de navidad u otros beneficios. Es acerca de compartir la misión y expectativas en el futuro, ese terreno común de cada discusión y la razón principal por la que todos están trabajando sobre esa misma idea, generando ese producto y siendo abogados de esa marca.


Este es el primer artículo en una serie basada en los cinco ingredientes principales para fomentar comunidades de emprendimiento (Talento, Densidad, Ambiente Regulatorio, Capital y Cultura) y pasar de idea a IPO, basado en las experiencias de Techstars.

Techstars es el ecosistema global más grande de emprendimiento alrededor del mundo que busca ayudar a las startups a ser exitosas. Dentro de sus programas, Techstars apoya a los emprendedores desde la idea a través de programas como Startup Weekend® hasta IPO (Initial Public Offering), es decir salida a la bolsa de acciones a través de sus programas de aceleración e inversión.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here