Llega Hult Prize a universidades mexicanas

589
Hult Prize

Conocido como el premio nobel de los estudiantes, el Hult Prize es un concurso para universidades impulsado por Clinton Global Initiative, Hult International Business School,  Hult Prize Foundation y las Naciones Unidas. De acuerdo con la revista TIME se trata de una de las  ideas que está cambiando el mundo.

En unos pocos años, se ha convertido en la competencia estudiantil más grande del mundo y está posicionado como el premio más prestigioso del planeta, ya que otorga 1 millón de dólares a la startup que tenga el potencial de impactar a 10 millones de personas.

Participan alrededor de 10,000 universidades en el mundo y desde hace 2 ediciones los participantes mexicanos han hecho papeles notables llegando hasta la final global, en dónde sólo presentan los 5 equipos con las mejores iniciativas.

La edición 2018 está en proceso y el reto a resolver es “Aprovechar el poder de la Energía” lo que esto engloba no sólo es electricidad sino educación, agricultura, agua, movilidad, salud y conectividad.

El efecto Hult Prize

De nueva cuenta las universidades mexicanas han respondido al llamado del Hult Prize y durante la primera fase del concurso presentaron innovadoras soluciones que valen la pena ser examinadas de cerca.

La Universidad Autónoma del Estado de México el pasado 29 de Noviembre seleccionó al ganador que representará a la escuela: “GreenFluidics”, su proyecto busca desarrollar un panel solar ecológico que aprovecha el uso de algas para la generación de energía y al mismo tiempo producir biomasa que puede ser utilizada como fertilizante natural.

La Universidad Regiomontana, albergó una competencia en la que participaron equipos creados desde las aulas de estudio, de esta manera los participantes contaron con el apoyo de un maestro que se convirtió también en un mentor. El equipo que representa a la UERRE es TONAT que tiene como objetivo dar energía a personas que no tienen acceso a ésta o a quienes la pierden por desastres naturales.

En La Escuela Bancaria y Comercial el ganador fue el equipo de Nowfy, su propósito es conectar a las personas de una forma sustentable y sin contaminación visual convirtiendo a cada persona en un nodo en una red gigante de telecomunicaciones que usa energía renovable a bajo costo. 

En la Universidad Panamericana la final tuvo a seis equipos participantes y  AKALI resultó el ganador. El proyecto tiene como objetivo utilizar energía solar para generar sistemas de filtrado autónomo diseñado para comunidades que no tienen acceso a servicios de agua.

En la Universidad Nacional Autónoma de México se tuvo la participación de 250 alumnos y el ganador fue el equipo Biaani’, que propone la generación de energía con residuos de los productores de café. Su modelo radica en que el café no sólo te da energía al levantarte, podría utilizarse hasta para cargar tu smartphone.

DisruptivoTV fomenta el trabajar con universidades

Estas ideas son eso: ideas. Que necesitan llegar a un prototipo, conseguir capital semilla, tener validación de mercado, tener mentores y formar una propuesta de valor clara.

Nori Abreu de DisruptivoTV hizo el lanzamiento oficial del área académica y de la convocatoria Enamórate del Problema junto con Socialab en el Meetup de la Comunidad Hult Prize organizado por la Escuela Bancaria y Comercial, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Panamericana y la Universidad Nacional Autonoma de Mexico el 6 de diciembre.

Los directores de campus de dichas instituciones acercaron a actores importantes del ecosistema para fortalecer sus propuestas y mostrar que el camino del emprendedor social es difícil pero hay muchas organizaciones dedicadas a hacer el camino menos complejo.

Asistieron alrededor de 80 estudiantes y con ello estas 4 universidades demostraron que más que una competencia, el Hult Prize, es una comunidad. Es una ola de emprendedores sociales que quieren romper el status quo y crear negocios con Triple Bottom Line (John Elkington, 1994) que se preocupan por el Planeta, las Personas y la rentabilidad financiera.

Compartir