¿Por qué John Lennon y Paul McCartney no son dueños de sus canciones?

Los derechos patrimoniales y derechos morales de las obras

Hace unos días se difundió mucho una noticia sobre que McCartney estaba cerca de terminar su lucha por recobrar los derechos de sus canciones después de haberlas perdido frente a Michel Jackson.

¿Te has puesto a pensar por qué Michael Jackson tenía los derechos de las canciones de Lennon y McCartney? Para poder entender las implicaciones que ello tuvo te explicaremos lo que jurídicamente conocemos como los derechos morales y patrimoniales de las obras.

  • Las obras son todas las cosas que el intelecto puede crear, por ejemplo: libros, pinturas, programas de cómputo, esculturas. En nuestro caso de hoy: canciones.
  • El autor es la persona que crea la obra, pero esto trae consigo dos tipos de derechos: patrimoniales y morales.
  • Los patrimoniales son las facultades que tiene una persona para disponer de la obra y en su caso, obtener ganancias de ella, es decir la persona que la va a distribuir, explotar, copiar, reproducir, etc.
  • Los morales son los que tienen que ver con el reconocimiento de la creación de la obra, así como poder oponerse a cualquier deformación o mutilación que cause perjuicio a la obra o a la reputación del autor. Por ejemplo; una canción que fue escrita y compuesta por el duo Lennon- McCartney no pueda quitársele el nombre de ellos como autores.

Un autor puede ceder, vender, licenciar o de alguna forma transmitir los derechos de explotar sus obras a cualquier persona pero eso debe estar siempre en un contrato por escrito y respetando los requisitos de la Ley (en México lo puedes encontrar en la Ley Federal del Derecho de Autor).

Un ejemplo de ello es que muchas de las canciones que escribían entre Paul y John, sin importar el porcentaje de participación las protegían bajo esta coautoría, es decir compartieron los derechos morales.

Posteriormente, los derechos (patrimoniales) de las canciones fueron cedidos a una editorial llamada ATV Music. Después, esa empresa se puso a la venta pero Michael Jackson (quien había sido íntimo amigo de Sir Paul) superó la oferta de McCartney y se convirtió en el nuevo dueño de los derechos patrimoniales.

Esto quiere decir que aunque los autores siguieran obteniendo su porción de las regalías, sería el Rey del Pop quien saliera más beneficiado por la comercialización de las canciones en distintas ramas, como ejemplo, la canción Revolution que fue utilizada para un comercial de Nike en 1987.

Michael se negó a vendérselas a McCartney y resguardó las canciones bajo una empresa que acabó fusionándose con Sony. Hoy Sony/ATV Music Publishing, que actualmente es la titular de esas –y muchas otras– obras.

Se ha dicho en últimos días que Sony/ATV llegará a un acuerdo con Paul McCartney, después de que él amenazara con demandar debido a que las Leyes de Estados Unidos ahora permiten que los autores (titulares de los derechos morales) puedan reclamar también los derechos patrimoniales, cuando una obra suya ha sido vendida a un tercero, siempre que hayan pasado 56 años desde la creación.

Ahora que conoces estas implicaciones, no dudes en buscar asesoría experta para que te ayude  a aprender a reconocer cuándo y cómo explotar una creación artística, incluso cómo poder hacer de ello un negocio. Así, evitarás problemas como el que hoy comentamos. Recuerda que en Komenko estamos para ayudarte en cualquiera de las etapas en las que estés.

Compartir
Natzirieli Manrique
La autora es Directora de Relaciones Institucionales de Komenko Startup Lawyers, Directora de Desarrollo Institucional del despacho Basave Colosio Sánchez, catedrática de la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad del Valle de México, además de colaborar en el programa "Comienza Ya" de Radio y Televisión de Nuevo León, en donde comparte Tips Jurídicos para los startuperos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here