Lo que Ghostbusters nos puede enseñar sobre el emprendimiento social

Protege tu emprendimiento social

Sin duda la mayoría esta familiarizado con el Emprendimiento Social y cada vez es más común escuchar el término; las empresas empiezan a tomar la responsabilidad social muy en serio y cada día hay más emprendedores que deciden ser héroes de nuestra sociedad y crear un negocio exitoso con base en un proyecto que cause un verdadero impacto social positivo.

Pero estoy segura que pocos se han puesto a  pensar en cómo lo puedes proteger jurídicamente, al momento de iniciarlo.

Un proyecto de emprendimiento social -como los héroes de una de mis películas favoritas “Ghostbusters” (Los Caza Fantasmas)- buscan no solo generar ganancias sino impactar positivamente a su entorno.

Como recordarás, en la película un grupo de científicos y estudiantes de lo paranormal, tratan de salvar a Nueva York de fantasmas (y si eres como Jaime Maussan o yo, sabes que existen).  Emprender un negocio así, con un impacto en la sociedad positivo y liberándola de un mal que nadie estaba combatiendo, convierte a Bill Murray y compañía en emprendedores sociales.

Todo emprendimiento social depende del nivel de su innovación social. Por ello, es una de las cosas que esencialmente debes proteger, esta puede presentarse de dos maneras:

1) Con el producto final, es decir que el producto o servicio sea el que impacte socialmente y

2) En tu cadena de valor, a través de tu proceso de producción generas un cambio social, como por ejemplo si empleas para elaborar algún producto a personas de sectores vulnerables.

En el caso de Ghostbusters, su innovación social estaba en su producto final que es el servicio que prestaban, pero como recordarás se metieron en varios problemas principalmente en la secuela (cuando son atacados por numerosas demandas que los obligan a cerrar su negocio) y todo esto en gran medida por no proteger su emprendimiento social.

Por eso, aquí 3 cosas fundamentales que debes cuidar para que tu emprendimiento social este protegido:

No solo le des un nombre a tu emprendimiento social sino también crea tu sociedad

Ya has leído en nuestra columna por qué es importante constituir una persona moral, y tu emprendimiento social no se salva de este requisito.

Tu startup no necesariamente tiene que ser sin fines de lucro, hay diferentes tipos de sociedades en las que el objeto no es preponderantemente económico; los Caza Fantasmas por ejemplo, cobraban por sus servicios pero aún así eran héroes en Nueva York; seguro tu abogado te sabrá asesorar sobre que sociedad te conviene.

Tus relaciones con terceros

Ya sea que tengas proveedores, empleados, clientes o cualquier persona que no seas tú y tus socios, todo debe estar debidamente documentado con cláusulas específicas que te protejan en caso de que alguno de estos terceros incumpla en alguna de sus obligaciones.

Por ejemplo: los Caza Fantasmas trabajaron de manera impresionante en la primera película y se convirtieron en celebridades pero en la secuela tenían un orden de restricción que les impedía brindar sus servicios y el gobierno no les había pagado sus honorarios por los servicios que ya les habían prestado, todo esto por desgracia es algo que pasa comunmente, los emprendedores no protegen sus operaciones pensando que todos quieren hacer un cambio en la sociedad pero la realidad no es esa.

Aliados en el ecosistema

Durante tu emprendimiento social seguro buscarás varios aliados que te apoyen a lograr ese impacto social con el que siempre has soñado.

Pero al igual que el punto dos, debe estar bien documentada la relación. Es decir, especifica qué aportarán, de qué manera, cada cuándo y cuáles serán sus obligaciones y derechos así como qué pasará si alguno quiere acabar la alianza.

Registra tu propiedad intelectual

Ya sean derechos de autor o propiedad industrial, recuerda que si no lo registras corres el riesgo de que otros lo usen y pierdas el beneficio exclusivo de hacerlo.

 

Como ves tu emprendimiento social también debe estar protegido jurídicamente y sin duda tendrás que apoyarte en tu abogado para que te asesore con diferentes aspectos, no dejes todo esto al destino, no pienses que todos quieren salvar al mundo como tú, lo mejor siempre será estar protegido y blindado para la batalla contra los males sociales.

Espero que esto te haya ayudado, te deseo mucho éxito en tu lucha contra los fantasmas que nos impiden tener un mejor mundo. Cualquier pregunta que te surja, no dudes en contactarnos en komenko.mx o nuestras redes sociales.

Compartir
Natzirieli Manrique
La autora es Directora de Relaciones Institucionales de Komenko Startup Lawyers, Directora de Desarrollo Institucional del despacho Basave Colosio Sánchez, catedrática de la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad del Valle de México, además de colaborar en el programa "Comienza Ya" de Radio y Televisión de Nuevo León, en donde comparte Tips Jurídicos para los startuperos