Que no le metan goles a tu startup

o qué debes revisar en los contratos que no hiciste tú

Una de las preguntas que más nos han hecho en Komenko es: ¿qué debo revisar en los contratos que me piden firmar?

Es una pregunta un poco ambigua y difícil de contestar de manera universal ya que hay infinidad de contratos y cada uno de ellos con cláusulas muy diferentes. Sin embargo, me animé a escribir algunas cuestiones que son generales en casi todos los contratos y que muchas veces son pasadas por alto por el emprendedor.

Declaraciones

Esta cuestión es importante ya que las partes que lo firman hacen alusión a su personalidad.

Cuando son personas morales es importante revisar sus documentos corporativos tales como el acta constitutiva y el poder de su representante. De esta manera, evitarás que te metan un gol tan monumental como el que Chicharito le metió la semana pasada a Portugal.

Objeto

Esta cláusula es probablemente la más importante del contrato. En ella, las partes señalan qué harán.

Por ejemplo en un arrendamiento, una se comprometerá a prestar un espacio físico y la otra a pagar periódicamente una renta por su uso. Aunque parezca algo evidente, hemos visto que muchas de las controversias que surgen a raíz de la suscripción de contratos desventajosos es no haber puesto atención en esta cláusula y así meterle un autogol a tu startup como el de Zubizarreta a su selección en el Mundial de Francia ‘98.

 

Vigencia

Otra cláusula que parece de cajón y que muchas veces se ojea sin detenimiento.

En ella, no solo se señalará el tiempo que durará la relación acordada en el contrato, sino también si tendrá renovaciones automáticas o si habrán obligaciones que subsistirán en tanto se cumplan (con independencia de si el contrato ya terminó o no).

Que te metan un gol así, evoca al gol de último minuto que le metió Sergio Ramos al Atlético de Madrid en la final de la Champions League 2016.

Easy way outs:

Hablando de la vigencia del contrato, es muy importante que analices si pactarás terminaciones anticipadas del contrato.

Esto quiere decir, que una o ambas partes puedan dar por concluido el contrato antes de que se cumpla su vigencia y sin que medie un incumplimiento de una de las partes (rescisión).

Así, que no te dejen vestido y alborotado como dejó el Barcelona al PSG con su polémica voltereta repleta de goles en la pasada Champions League.

Jurisdicción

Por último, la cláusula para dirimir los conflictos que se puedan generar por el contrato. En esta, las partes señalarán si solucionarán sus problemas vía medios alternos de resolución de controversias (MARC) tales como la mediación o el arbitraje, o bien, si prefieren que un juez resuelva el asunto.

En esta cláusula, las partes además señalarán el lugar para hacerlo (algo que debes considerar muy bien). Muchos emprendedores me han preguntado si recomiendo los MARC, a lo que les he respondido con un sí condicionado a las particularidades de cada operación.

Y sí, si eres aficionado al fútbol, seguramente te vino a la mente el controvertido gol de Maradona en el Mundial de México ’86 conocido como “la mano de Dios”.

Estas son algunas de las cosas más importantes que casi todos los contratos tocan y que debes revisar muy bien. No obstante, recuerda que cada contrato es diferente y no hay mejor manera de blindar tu negocio y a ti en lo personal, que buscar asesoría especializada.

Si tienes alguna duda sobre algún contrato que te pida firmar un tercero, no dudes en buscarnos en nuestras redes sociales o página web (komenko.mx) y con gusto te podemos ayudar.

Compartir