Tel Aviv o Berlín hubs de emprendimiento, ¿qué tan lejos están de México?

México ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años en el ecosistema de emprendimiento, existe una diferencia brutal entre lo que sucedía hace 5 años cuando apenas algunas empresas de tecnología empezaban a hacerse camino en el país a lo que hoy existe. Sin embargo, aún tenemos mucho camino por recorrer para poder competir a nivel internacional con algunos hubs como Tel Aviv o Berlín.

Trataré de resumir en algunos puntos las carencias, o mejor dicho áreas de oportunidad, que tiene el país para ser punta de lanza.

Funding

Desafortunadamente un factor clave para la falta de desarrollo y crecimiento de este ecosistema son las pocas opciones de fondeo. Existen fondos de Venture Capital y Capital Semilla, pero sus tesis de inversión son sumamente conservadoras y levantar capital en una fase temprana de un proyecto es muy difícil.

En Homie.mx adoptamos una estrategia que nos funcionó muy bien; nos acercamos con Angel Investors y utilizamos una nota convertible como herramienta de inversión. Lo recomiendo vivamente a cualquier emprendedor que busque capital en una fase temprana de su proyecto.

Flexibilidad

Creo que algo que podemos mejorar es la creatividad, tenemos que salir de los esquemas y ver las cosas con más flexibilidad. Como sociedad a veces somos muy tradicionalistas y hacer cosas diferentes, casi siempre, nos aterra.

Algunos ejemplos de éxito, que han roto paradigmas sociales, serían:

  • Homie.mx: ¿Cómo vas a hacer una empresa que rente sin aval? ¡Es una locura!
  • Aventones (hoy BlaBlaCar): ¿Viajar con un desconocido en su auto? ¡Qué peligro?
  • Carrot: ¿Dejarías tu flotilla a disposición de cualquier persona? ¡En menos de una semana te van a robar todos los coches!

Talento joven

Tenemos que empujar al talento joven y darles oportunidad, para un start-up es una muy buena oportunidad incorporar a sus equipos gente joven, sin experiencia, pero con muchas ganas de aprender.

Los presupuestos que se tienen para los sueldos por lo regular no nos permiten, cuanto menos en una fase inicial, gente experimentada en nuestros equipos. Por eso tenemos que confiar en jóvenes con ganas de trabajar y potencial, ellos podrán ponerse la camiseta y dar todo por el proyecto. ¡Es un ganar-ganar!

Investigación

Tenemos que hacer mucha investigación para que podamos llegar a tecnologías nuevas y estar a la vanguardia. El rol del CTO en esto será clave, no solamente tiene que ser bueno técnicamente si no que tiene que ser muy curioso y estudiar continuamente nuevas opciones para aplicar en el proyecto.

¡Tenemos que arriesgarnos y obligarnos a estudiar, leer y probar cosas nuevas!

Ser early adopters

Un punto con el que batallamos mucho es que nuestros usuarios se animen a salir de su rutina y utilicen nuestras herramientas en su vida cotidiana. Muchas veces se tiene miedo a probar cosas nuevas, pero haciéndolo están beneficiando la innovación en el país pues sin usuarios ninguna plataforma, página web o aplicación podrá hacer absolutamente nada.

Prevención de fraudes y regulación

Algo muy relacionado con el punto anterior es que México es uno de los países con más fraudes en la web del mundo, obviamente esto disminuye la confianza en la gente para usar un servicio digital nuevo y no es hasta que está más posicionada la marca que quizás se animan a hacerlo.

Entre muchas cosas una de las principales soluciones está en el cuadro regulatorio creando sanciones más pesadas para este tipo de delitos, también es importante crear nuevas iniciativas que fomenten el desarrollo de la industria y apoyen a las empresas con propuestas nuevas, diferentes a lo regulado anteriormente y se adapten a ellas y no ellas a al cuadro regulatorio.

 

En general vamos por buen camino, solamente tenemos que aplicarnos y en un par de años estaremos compitiendo a nivel internacional con los principales hubs de tecnología. Llevemos juntos, porque el emprendimiento depende de cada uno de nosotros, a México al siguiente nivel.

Compartir