S.A.P.I.: una evolución de la Sociedad Anónima

538

¿Cuál sociedad es para tu startup? ¿Te serviría tener una S.A.P.I.?

Los entrenadores Pokemon siempre buscan atrapar a los mejores pokemones, entrenarlos, para después salir victoriosos en el campo de batalla, buscando siempre “Ser siempre el mejor”. Todos estos pokemones, tenían una característica especial, que era su capacidad de evolucionar, desarrollando sus habilidades al máximo, trayendo gran beneficio a sus entrenadores.

Aunque parezca extraño, lo anterior lo podemos ver aplicado dentro de las sociedades mexicanas, ya que, el derecho también ha ido evolucionando con el paso del tiempo, con la intención de beneficiar a los emprendedores o empresarios, que son los entrenadores, a punto de crear su empresa y salir al campo de batalla.

  • Sociedad Anónima

Primero tenemos a la Sociedad Anónima (S.A.), que las sociedades mercantiles existentes, es el medio por el que más se constituyen los emprendedores, como Pikachu para Ash, ya que el fin es llevar a cabo una actividad económica en conjunto, pero con una responsabilidad limitada ante la sociedad.

En ese tipo de sociedad, las características de los socios, quedan en segundo término, ya que esta sociedad es de capitales, por lo que importa más el monto de la aportación que se realiza a la sociedad, que quién la realizó. Siguiendo lo anterior, podemos entender que el socio que realice una mayor aportación, tendrá mayores facultades dentro de la sociedad.

Evolución

Pero con el paso de los años, los entrenadores (emprendedores y empresarios) han ido cambiando, por lo que los legisladores mexicanos, se dieron cuenta que era necesario brindar una mayor protección a aquellos que, tuvieran otro tipo de intereses. Por lo tanto, la S.A. logró su evolución y dentro la Ley del Mercado de Valores, se creó la Sociedad Anónima Promotora de Inversión (S.A.P.I.).

  • Sociedad Anónima Promotora de Inversión

La S.AP.I, ya convertida en Raichu, se instauró con la intención de que las empresas pequeñas y medianas tuvieran una puerta de entrada al financiamiento a través del capital privado (Inversionistas) y de riesgo (Angels), brindando así, una oportunidad de financiamiento para las startups que va más allá del crédito bancario.

Aunque ambas sociedades cuentan con las mismas obligaciones fiscales, la S.AP.I se diferencia por ofrecer diferentes tipos derechos económicos y corporativos a los accionistas, trayéndoles como consecuencia, una mayor seguridad jurídica.

Las principales diferencias que podemos encontrar entre las C.V. y las S.A.P.I. son:

  • Puestos del gobierno de la empresa, o bien, derechos corporativos mayores a los accionistas minoritarios.
  • Inclusión de cláusulas que  incluyan “Drag along” y el “Tag along”.
  • Los accionistas tienen la capacidad de pactar la obligación de no realizar actividades dentro
  • No es necesario nombrar a un comisario o consejo de vigilancia.

Puedo concluir, en que ambas sociedades han sido muy útiles para emprendedores y empresarios, en la creación y desarrollo de su empresa. Si quisiera saber cuál es mejor, yo te puedo aconsejar que, como buen entrenador, conozcas las características de ambas sociedades y seas tú, quién pueda elegir la sociedad que cumpla en el campo de batalla y se adapte mejor a las necesidades de tu emprendimiento.

Compartir