“ ‘QUIERO SER EMPRENDEDOR’ ES LA COSA MÁS TONTA QUE ME PUEDES DECIR”

981

Salvar al mundo, estatus social y dinero, ¿te gustaría lograr todo esto?

heropreneur2

No es ningún secreto que hay una figura a la que se le relaciona con lo anterior, y que ha provocado que más y más personas quieran seguir esa carrera: el emprendedor social.

Para Daniela Papi-Thornton, subdirectora del Skoll Centre for Social Entrepreneurship en Oxford, todas estas personas que quieren seguir el camino del emprendimiento social son emocionantes, pero la forma en que se manifiestan preocupa.

Por tal razón, ella decidió poner manos a la obra: entrevistar a académicos, inversionistas,  emprendedores y estudiantes, para encontrar qué está pasando en esta era del “héroe-emprendedor” y cómo movernos del emprendedor social al impacto social.

Fruto de su trabajo nace el reporte “Tackling Heropreneurship” (descargar aquí), y para conocer un poco más acerca de éste y del “héroe-emprendedor”, entrevisté a Daniela:

Sobre el verdadero emprendedor versus el “wannabe

Simplechange: ¿Cuál es la diferencia entre el emprendedor real y el “wannabe“?

Daniela: “Quiero ser emprendedor” es la cosa más tonta que me puedes decir, porque puedes querer resolver un problema, puedes querer hacer una diferencia, puedes querer ser un emprendedor social. Es lo mismo que si dices ‘quiero ser un gerente’, bueno, qué clase de gerente, dónde, a quién quieres conocer.

Las cosas no suceden simplemente porque quieres ser un emprendedor social, te tiene que importar verdaderamente el problema para que puedas empezar cualquier tipo de negocio.

Los verdaderos emprendedores sociales son personas que están comprometidas en resolver un problema, y a veces los pueden hacer con una organización no lucrativa,  luego se dan cuenta que tienen que trabajar en gobierno y van a trabajar ahí, luego que necesitan empezar un negocio y lo hacen.

Estas personas tienen un enfoque emprendedor para resolver el problema,  pero en realidad lo entienden y están comprometidos en encontrar una forma de solucionarlo.

Muchos emprendedores interesantes han usado diferentes sombreros en distintas ocasiones, algunas veces estuvieron en gobierno, otras trabajando con una coalición y otras iniciando su propio negocio u organización.

Alguien que en realidad está haciendo un cambio social a gran escala, lo hace usualmente de una forma emprendedora, estoy no significa que son emprendedores, pueden estar dentro de gobierno, y puedes tener una actitud emprendedora.

Sobre el éxito e impacto 

S: ¿Cómo defines el éxito de un emprendedor social?

D: ¿Qué estás tratando de conseguir? Debes preguntar esto al emprendedor social, por ejemplo; si tienes un emprendedor que hace filtros de agua, y dice que su misión es llevar agua limpia a los más pobres de los pobres, entonces el éxito está en medir si los más pobres de los pobres tienen agua limpia. Si su misión es llevar agua limpia a Guadalajara, entonces tienen que medir eso. Tienes que definir cuál es tu objetivo.

Quizás la labor del inversionista o del empleado es el de creer en esta misión, pero son las personas que lideran la organización las que tienen que decir por qué existen, si existes para hacer cirugías para los ojos económicas para la clase media, eso aún tiene un impacto tremendo, pero si es llevar este mismo servicio a los más pobres de los pobres, entonces mides que llegue a esa población.

Eso sí, vas a fallar si nunca defines que estás tratando de lograr, porque usualmente las cosas pasan al revés, entonces las personas se casan con su modelo de negocio o tecnología, y dicen “sabemos que estoy ayudará a las personas”, “puede ayudar a las personas así”, y eso los lleva a que midan cosas diferentes.

En lugar de que pase esto, se específica primero lo que se quiere lograr, y en base a eso hay que preguntarse, ¿es el modelo de negocios adecuado? ¿Es la tecnología adecuada?

S: ¿Cuál consideras una buena herramienta para medir impacto social?

D: No existe tal cosa como una buena herramienta para medir el impacto, esto depende del problema que estás tratando de medir.

Yo no creo en el SROI (Retorno Social Sobre la Inversión), claro que está en función del producto, pero en la mayoría de los casos no le podemos dar un valor monetario a todo.

Por ejemplo, en cuestión de la reinserción social, podemos acuñar una fórmula matemática para las personas que son reincidentes y vuelven a la prisión, y decir que le cuestan “x” cantidad al gobierno.

Ahora bien, qué pasa con otra cosa como la habilidad de leer, sí, pueden intentar y pretender “(con la habilidad de leer) tendrán la oportunidad de tener un trabajo y más dinero”, pero qué si hablamos de la habilidad de estas personas de poder leerle a sus hijos o el hecho que puedan encontrar la medicina adecuada porque saben leer, no puedes ponerle un número a algunas de estas cosas.

La medición de impacto de una organización debe estar alineada con su objetivo principal

Sobre aprender del problema 

S: Dentro de tu reporte haces referencia a “valorar la experiencia vivida”, ¿podrías profundizar en este concepto?

D: El emprendedor puede ayudar y puede aportar valor, pero primero tiene que aprender del problema y entenderlo.

La única forma de aprender del problema es ir y pasar tiempo con personas que tienen la experiencia vivida, es decir que han vivido el problema.

Muy seguido, consultores, emprendedores sociales y otras personas dicen, “ustedes son los beneficiarios, vamos a ir a aprender de ustedes”. En lugar de esto deberían decir, “ustedes son los expertos, tu vives este problema”.

¿Quién es el más experto en la falta de vivienda? ¡Los sin hogar! Ellos son los que saben más del problema. Claro, podemos aprender de éste, podemos hacer muchas preguntas, pero nunca sabremos lo que es ser un sin hogar.

Lo que entonces tenemos que hacer es valorar a esas personas como expertos en lugar de beneficiarios, porque si los tratamos como beneficiarios para ser que ellos tienen que estar agradecidos, que ellos se benefician, no, ellos son los expertos.

El verdadero valor para el emprendimiento social es, por ejemplo, que personas que antes eran sin hogar dirijan la organización.

Necesitamos tener a más personas con la experiencia vivida dentro del consejo, en la organización, dirigiendo la organización.

¿Esto significa que una muchacha blanca como yo no puede hacer proyectos de educación en Camboya? No, pero debo probar que puedo aprender del problema, y si no puedo aprender de éste entonces debo buscar un emprendimiento de Camboya enfocado en la educación y ayudarlos o trabajar con ellos.

Sobre los roles en el impacto social

S: ¿Qué pasa con la figura del emprendedor social?

D: A nosotros no nos gusta la palabra emprendimiento social, porque entonces, ¿qué son los otros emprendimientos? ¿Antisociales?

Algunas veces necesitas la palabra emprendimiento social para explicar la diferencia, y sí podemos hablar del emprendedor social, pero ninguno lo logra solo, entonces puedes hablar de éste emprendedor, pero también del emprendedor tradicional, el equipo, el inversionista y socios, y el vínculo con gobierno que ayudó a que esa pequeña idea llegará a todo el país. Todos esos son los roles que están creando cambios sistémicos.

S: ¿Es malo entonces tener a un Messi del emprendimiento social?

D: Yo creo que el beneficio de tener un Messi es que inspiras a personas jóvenes. Si tu tienes a alguien qué es realmente bueno, gana muchos premios, y puede salir en la televisión y decir las cosas correctas, entonces es fácil esta inspiración.

En fútbol hay facilidad en saber promover a esta persona: si anotan muchos goles entonces lo promuevo. En el emprendimiento social debes ser lo suficientemente inteligente para saber si estoy promoviendo a la persona adecuada o estoy promoviendo su ego.

Estoy segura que hay estudios que dicen que si muestras ante chivas jóvenes un ingeniero que ha creado algo fascinante y que además está ayudando al mundo, ellas querrán ser ingenieras.

Ese es el valor de las celebridades.

Sobre el cambio social 

S: ¿Cómo sucede el cambio social?

D: Éste sucede a través de diversas redes de trabajo. Sucede mediante muchas organizaciones, personas y coaliciones de personas que, a veces trabajan juntas y a veces no saben que están trabajando juntas.

Por eso, un emprendedor de ecosistema es alguien que realmente está pensando en este ecosistema, es alguien que verá todo y dirá qué es lo que falta, que buscará cómo conectar esta política gubernamental con las personas que necesitan saber acerca de ésta para garantizar sus derechos o buscará cómo traer lo que funciona en una organización a otras organizaciones.

Compartir
simplechange
simplechange es una iniciativa enfocada en contar historias de cambio socia, dar herramientas para agentes de cambio y empoderar a organizaciones mediante el storytelling.