¿Por qué fracasan los emprendedores sociales?

1947
Crédito: Depositphotos.com

Sabemos que una gran mayoría de los emprendimientos sociales que inician, fracasan. Sin embargo, no sabemos exactamente las razones.

Falta de fondos, de clientes, un equipo mal preparado, mal timing y mil razones más que hemos escuchado a lo largo de los años, pero hasta hoy no podíamos decir a ciencia cierta ¿por qué fracasan los emprendedores sociales?

Afortunadamente, el Failure Institute (Instituto del Fracaso), organización mexicana mejor conocida por haber creado el movimiento FuckUp Nights, es la encargada de estudiar y entender el fracaso.

Hace dos semanas, este instituto publicó su último estudio, en el cual se dieron a la tarea de entender las principales razones de fracaso que existen en los emprendimientos sociales.

Entrevisté a Leticia Gasca, Fundadora del Instituto y nos contó todo sobre este nuevo estudio:

¿Quiénes son los emprendedores sociales?

Antes de llegar a las razones del fracaso, es importante entender el perfil de los emprendedores sociales que se descubrió en este estudio, y al hacerlo nos vamos a llevar algunas sorpresas:

  • Los emprendedores sociales no son tan “chavitos”:  49.6% tiene más de 30 años
  • Los emprendedores sociales son estudiosos:  66.1% cuenta con licenciatura y 25.2% maestría
  • Los emprendedores sociales trabajan en grupos pequeños: 71.3% contaba de 1 a 3 socios

Tienen una mayor esperanza de vida

Uno de los resultados más interesantes, es que según este estudio, la esperanza de vida de las empresas sociales es mayor a la de las empresas de otros sectores:

  • 38.3% tuvo una duración menor a un año
  • 45.2% tuvo una duración de entre 1 y 3 años
  • 8.7% de 4 a 6 años

Al ver que el promedio de vida de una empresa sociales es mayor, ¿será que el propósito del emprendimiento ayude a mantener a los emprendedores por más tiempo? Esto es algo que sin duda el Instituto estará investigando más adelante.

¿Quién apoya a las empresas sociales?

Además, el estudio nos permitió conocer el tipo de apoyo que reciben las empresas sociales en México:

  •  Sólo el 21.7% ha recibido apoyo de una incubadora o aceleradora
  •  Sólo el 22.6% apoyo de algún programa de gobierno

A mí me parece que podemos ver estos números desde dos puntos de vista, por un lado podemos pensar que en realidad el hecho de emprender no es tan dependiente de apoyos externos como generalmente se considera, lo que es buena noticia para todos aquellos que suelen hablar de que el emprendimiento vive del apoyo gubernamental.

Por otro lado, podríamos argumentar de que el hecho de que los porcentajes sean tan bajos, quizá es un factor importante para mantener los índices de mortalidad de las empresas sociales tan altos.

¿Qué consideran ustedes que sea la conclusión correcta?

Causas del fracaso en empresas sociales

Ahora sí, redoble de tambor.

Según el estudio del Instituto del Fracaso, las tres principales razones por las cuáles fracasan las empresas sociales en México son:

  1. Falta de recursos e infraestructura

Por un lado, son necesarios más fondos enfocados en emprendedores sociales. Por otro lado, gran parte de los emprendedores sociales afirman carecer de las habilidades para integrar proyectos y obtener fondos.

  1. Contexto

El contexto económico y social no es idóneo. Los emprendedores se refirieron a la falta de una figura legal especial para ellos, lo que se traduce como un obstáculo para acceder a fondos, es decir, una figura legal intermedia entre una sociedad anónima y una asociación civil.

  1. El consejo de administración

El consejo se visualiza como una figura conflictiva en donde se parte de una falta de claridad en la definición de responsabilidades. Esta se manifiesta en la ausencia de compromiso de los socios fundadores y la presencia de conflictos interpersonales entre los mismos.

Hay muchas conclusiones que podemos sacar de estos resultados, sin duda el hecho de que el concepto de la empresa social sea algo que todavía no ha madurado lo suficiente a nivel gobierno y las leyes no terminan de sentar las bases para un ecosistema de impacto más sano.

Sin embargo, para mí, la conclusión más importante es que la principal razón por la que fracasan las empresas sociales tiene que ver con los emprendedores mismos.

Esto es en realidad algo muy positivo; más allá de querer culpar a factores externos por el fracaso, si identificamos que la falta de preparación y habilidades para aprovechar los recursos existentes, o el hecho de no saber construir un consejo de administración son factores totalmente propios del emprendedor, esto quiere decir que está en nuestras manos corregir estos errores y prevenir el fracaso.

Para mí, el mejor resultado de esta valiosa publicación, y en general de todo el trabajo que realiza el Failure Institute, es seguir reafirmando el mensaje de que el fracaso no es algo a lo que los emprendedores tengamos que temerle si no todo lo contrario. Es una característica innegable de la innovación, y si en lugar de huirle, logramos entenderlo, entonces podremos aprender lo que necesitamos para no seguir cometiendo los mismos errores, no con el objetivo de dejar de fallar, si no de al menos poder fallar en cosas diferentes.

Aquí puedes encontrar el estudio completo, de verdad vale mucho la pena, es fácil de leer y entender.

Mi columna fue publicada originalmente en Soy Entrepreneur.

Sigamos la conversación en twitter @delcerrojuan.

Compartir
Soy Fundador de Disruptivo y Director de Socialab México, me dedico a difundir historias de emprendimiento social que inspiren a más personas a dedicarse a trabajar para resolver los grandes problemas sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here