¿Emprender solo o con la ayuda de una incubadora?

428
Crédito: Depositphotos.com

Hay muchas herramientas que un emprendedor puede ocupar cuando inicia su negocio. Pero, ¿qué tan recomendable es? Aquí te decimos cómo aprovechar al máximo este recurso.

¡Qué buena pregunta! Muchos emprendedores se han hecho, ¿aplico a un programa de incubación para empezar mi empresa?

Las incubadoras son organizaciones enfocadas a ayudar a emprendedores a desarrollar sus proyectos con servicios como mentorías, espacio de oficina, redes de contactos, servicios especializados, etc.

Cada vez existen más organizaciones así en toda América Latina, lo que hace muy relevante que nos hagamos esta pregunta cuando estamos empezando un proyecto.

En la última #CapsulaDisruptivo les comparto mi opinión:

La verdad es que cualquiera de los dos caminos es muy válido, hay muchas personas que tienen muy claro lo que necesitan hacer para desarrollar su empresa, por lo que no le ven valor a tener el apoyo de una incubadora. Por otro lado, existen muchos, a los que nos viene muy bien poder recibir apoyo, incluso de expertos que ya han pasado por lo que nosotros.

Al final del día, eso es una incubadora, un recurso que puede aprovechar un emprendedor para desarrollar su empresa, un recurso que si lo escogemos bien y lo aprovechamos, puede ser útil.

En mi experiencia, cuando estás emprendiendo lo mejor que puedes hacer es aprovechar cualquier tipo de ayuda y cualquier recurso que esté a tu disposición; emprender no es nada fácil, saber aprovechar las herramientas es una cualidad del emprendedor.

Ahora bien, si has decidido que quieres entrar a una incubadora para desarrollar tu proyecto, hay varias cosas que tienes que tener en cuenta:

Escoge bien a la incubadora

No cualquier incubadora es la adecuada para ti, tienes que hacer una buena investigación, entender qué tipo de proyectos apoyan, qué mentores tiene, en qué se especializa. Hay muchísimas incubadoras allá afuera y escoger la correcta es el primer paso.

Dedícate a emprender, no a ser incubado

Esto es un gran error que podemos cometer, mucha gente me pregunta si se vale estar en dos incubadoras a la vez; es importante que recordemos que un programa de incubación debe ser un recurso para avanzar con tu empresa lo más rápido posible, si le estás dedicando más tiempo a los talleres, mentorías y eventos de la incubación que a salir a validar tu producto y tratar de llegar a tus primeras ventas lo antes posible, entonces estás usando mal este recurso.

El 99% del éxito depende de ti

Esto es algo que siempre le digo a los emprendedores que incubamos en Socialab, las incubadoras pueden aportarte mentores, herramientas, contactos y toda una serie de recursos que son valiosos, pero que todo lo anterior tenga efecto depende de ti, del trabajo que estás dispuesto a hacer, de qué tanto aproveches todo lo aprendido y lo pongas en práctica. No esperes el éxito por estar en una gran incubadora.

No se puede vivir de ser incubado

Con tantos programas que existen en el ecosistema emprendedor, algunos emprendedores se han dedicado a ir “brincando” de programa en programa, o de premio en premio, sin nunca dedicarse a desarrollar su negocio.

Como cualquier otro recurso, la incubación es algo de lo que no se debe abusar, si llevas dos años dedicándote a aplicar a incubadoras, viviendo del dinero que ofrecen y no has hecho ni una sola venta, creo que es momento para re plantear lo que estás haciendo porque entonces no estás emprendiendo, estás “jugando a emprender”.

 

Una mala concepción de las incubadoras es que hacen “más fácil” emprender. Yo lo veo de una manera distinta, emprender no es nada fácil, una buena incubadora te va a dar las herramientas, conocimientos y redes que necesitas para estar bien preparado para enfrentar este difícil reto.

Así que si vas a emprender, ya sabes que tienes la opción de entrar a una incubadora, pero también recuerda que si no es para ti, hay muchos otros tipos de apoyo, programas de mentoría, cursos en línea, contenidos y muchas otras herramientas que puedes utilizar.

Emprender puede ser un proceso muy solitario y complejo, a menos de que aprendas a utilizar los recursos que ofrece el ecosistema emprendedor.

Mi columna fue publicada originalmente en Soy Entrepreneur, sigamos la conversación en twitter @delcerrojuan.

Compartir
Soy Fundador de Disruptivo y Director de Socialab México, me dedico a difundir historias de emprendimiento social que inspiren a más personas a dedicarse a trabajar para resolver los grandes problemas sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here