Emprender en Circular: Parte 2

Hace unas semanas escribía que se pueden descubrir interesantes oportunidades de negocio al diseñar empresas (y economías enteras) que toman enserio el compromiso con el medio ambiente. Empresas que piensan fuera del convencional modelo de producción basado en extraer-transformar-consumir-desechar, por uno que aumente la eficiencia de los procesos, materiales y productos, reduciendo desecho y contaminación, y capaz de restaurar el capital natural.

Pero hoy voy a ser menos teórico. Ahora toca hablar de las oportunidades concretas de negocio para el presente y el futuro inspirados en la economía circular en 3 sectores: transporte, alimentos, y construcción y bienes raíces.

Transporte

La forma en la que nos transportamos hoy está rodeada de desperdicios o ineficiencias. Estadísticas muestran que, en promedio: los autos particulares pasan 92% sin ser usados, sólo se usan 1.5 de 5 asientos disponibles, emplean el 80% de la gasolina en otras funciones que no se relacionan con mover las llantas, han convertido el 50% de las superficies urbanas entre calles y estacionamientos, eso, sin contar las accidentes y costos derivados de su uso inapropiado.

El futuro del transporte responsable con el medio ambiente estará en manos de las empresas que promuevan: conductas para compartir el automóvil en sus tiempos de inactividad o la ocupación de sus asientos, la adopción del manejo autónomo para reducir la congestión del tránsito y reducir accidentes, el uso de autos eléctricos para reducir costos de manutención y combustible, prácticas de remanufactura de automóviles y reutilización de materiales de alta tecnología, así como una visión de sistema integral de transporte que combine opciones personales, compartidas y públicas.

Alimentos

El problema con la alimentación no es menos preocupante, sólo para dar una probada de la situación, el 30% de la comida se desperdicia antes de llegar a la mesa y otro 11% la tiran los consumidores. La comida tiene cada vez menos nutrientes y la degradación de la tierra cultivable es preocupantemente alta.

¿Qué se puede innovar en una actividad que llevamos haciendo por siglos? Empresas y emprendedores han comenzado a desarrollar agricultura más eficiente con el uso de tecnologías de la información (IT), big data, información satelital, entre otros. Además, hay oportunidades para emplear prácticas regenerativas del suelo para aumentar producción; técnicas de aprovechamiento de nutrientes y energías a partir de desechos; agricultura urbana y peri-urbana, así como el manejo de cadenas de suministro con alto aprovechamiento IT e e-commerce bajo demanda

Construcción y bienes raíces

La realidad es igualmente desalentadora en este sector. Se desperdicia entre el 10 y 15% del material de construcción, 60% de las oficinas no se usa incluso en horario de trabajo, se desperdicia entre 20 y 40% de la energía usada en edificios para enfriar o calentar y 54% de los materiales que se demuelen terminan en rellenos sanitarios.

La tendencia y las áreas de crecimiento de este sector con consciencia ambiental sugieren emprender en: preconstrucción industrial antes de llegar a zonas de edificación, impresión 3D de casas u oficinas, uso de mejor localización y flujos naturales para mejorar la eficiencia energética de los edificios, espacio residencial compartido, oficinas virtuales y compartidas, y construcción de espacios modulares con capacidad de tener diferentes configuraciones de cuartos.

Si todavía no he logrado emocionarte con las oportunidades de emprendimiento ambiental para el futuro quizá debería mencionar que estás tres industrias representan la mayor parte del gasto de los hogares, así que tienen un potencial de negocio es bastante atractivo. Espero haberte dejado con la duda y haber encendido la ardilla de la creatividad.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here